Villa María | verano | ola de calor | río

Los vecinos de la ciudad buscan alivio en el río por la ola de calor

La temperatura máxima del martes llegó a los 38,6° y no hay pronóstico de lluvias para el resto de la semana. Se espera que para el comienzo del mes de febrero (jueves y viernes) las máximas superen los 40° y las mínimas se ubicarán en los 25°

La primera ola de calor del verano tardó en llegar, pero resultó generalizada en superficie, ya que alcanza a buena parte del país, y prolongada en el tiempo: en algunas zonas podría extenderse hasta dos semanas.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta amarilla para gran parte del país, Villa María y la región se encuentran comprendidas.

Cabe señalar que, la alerta de “Nivel amarillo” provoca un efecto leve a moderado en la salud. Indicaron que pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo, como niños y niñas, personas mayores de 65 años y con enfermedades crónicas.

Desde ayer y durante los siguientes días, se espera que la temperatura ascienda hasta llegar el fin de semana.

En Villa María, la máxima de ayer orilló los 36 grados y la sensación térmica trepó hasta los 40° a las 13 horas. Pero el ingreso a días más calurosos por ahora no tiene puerta de salida.

Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, hasta el domingo inclusive serán todos días de entre 36° y 40° de máxima o más para la ciudad, pero en ese camino las mínimas irán en ascenso, siempre por encima de los 20°.

Es decir, a la noche tampoco se sentirá demasiado un cambio de temperatura. El sendero muestra una mínima de 25° para el domingo. El pico de las máximas se dará entre jueves y viernes, con 40° pronosticados para las dos jornadas.

Otro dato no menor es que dentro del período semanal, no hay probabilidades de lluvia, de hecho el pronóstico extendido no vislumbra agua.

A esta altura es evidente que el ciclo de “El Niño” tomó otra característica diferente a la del primer tramo, cuando las lluvias fueron recurrentes y las temperaturas no alcanzaron picos como los actuales. Eso también empezó a inquietar a los sectores productivos, con cultivos que atraviesan momentos de definiciones. En ese marco, muchos días de altas temperaturas sin lluvias en el horizonte no son buenas señales.

Refrescarse

Ante las altas temperaturas los vecinos que pasan sus días de enero en la ciudad aprovechan las playas del río para pasar el día.

Durante las primeras horas del día martes las familias comenzaron a ubicarse a orillas del Ctalamochita para refrescarse y así se extendió hasta altas horas de la noche.

Tras la crecida, el municipio habilitó nuevamente el disfrute del río y sus playas. La secretaria de Prevención, Seguridad y Convivencia Urbana, Guadalupe Vázquez, señaló al respecto: "Los vecinos y vecinas ya pueden utilizar el río y sus playas, por supuesto siempre que sea en los lugares autorizados por el municipio que es donde están los guardacostas".

Por su parte, el jefe de Bomberos Voluntarios, Gustavo Nicola, indicó: "El río ha tenido una bajante muy importante, ya hay varias playas, tanto río arriba como río abajo de las compuertas".

"Esta situación amerita que la gente pueda ir a bañarse el lugares habilitados". Luego, continuó: "No va a haber ningún tipo de peligro para que la gente vuelva a refrescarse, en estos días tan calurosos, en nuestro río Ctalamochita".

Cómo cuidarse

Las recomendaciones de las autoridades de Salud solicitan extremar los cuidados con lactantes, niños, adultos mayores y personas enfermas, beber abundante agua durante el día y consumir alimentos frescos, como frutas y verduras, y a intervalos regulares.

También remarcan la necesidad de no exponerse al sol entre las 10 y las 16 horas y, de no poder evitarlo, hacer uso de gorras o sombreros, ropa suelta, ligera y de colores claros que cubran tanta piel como sea posible.

Por otro lado, se desaconseja el consumo de bebidas azucaradas, alcohólicas e infusiones calientes. Los más chicos tienen que hidratarse de forma casi continua. Es bueno también mojar a los recién nacidos y bebés para bajarles la temperatura corporal, vestirlos con ropa liviana y holgada, evitar exponerlos al sol y nunca permanecer con ellos dentro de vehículo estacionado o cerrado.

Más de la mitad del territorio nacional registraba temperaturas por encima de los 35 grados centígrados ayer a las 20, según el ranking del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) que ubicó a la localidad de San Juan como aquella que soportaba el clima más tórrido a esa hora, con 41,8°, mientras que once provincias estaban bajo alerta por calor extremo para la jornada.

Villa María no figura dentro de las ciudades más calurosas, se ubica en el puesto siete, Villa Dolores como la ciudad cordobesa con mayor temperatura, 38,8°.