Regionales | Villa Huidobro | tratamiento | triunfo

Villa Huidobro: Lolo venció el cáncer y fue recibido como un héroe en su pueblo

Lorenzo Gualtieri tiene 6 años y desde hacía 8 meses estaba internado en Córdoba luchando contra la leucemia. El sábado tuvo su última quimio, la número 46. En autobomba y acompañado por la familia, celebró su regreso

“Hola gente. Quería contarles que hoy Lorenzo transitó su última quimio; su quimio número 46. Nosotros estamos muy agradecidos con todos, familia, amigos, conocidos por apoyarnos y darnos fuerzas siempre, en estos casi 8 meses”.

Con este mensaje compartido en sus redes, Jessica Lovera, la mamá de Lorenzo Gualtieri, compartía una de las mejores noticias de su vida, la que su hijo había vencido el cáncer y estaba ansioso para volver a su pueblo, Villa Huidobro.

El pequeño, de 6 años, fue diagnosticado de “leucemia linfoblástica aguda” el 10 de junio de 2022, y al día siguiente Lolo comenzaba su tratamiento de quimioterapia y corticoides.

Fueron 8 largos meses. Más precisamente “7 meses y 10 días”, se encarga de aclarar Martín Gualtieri, el papá. Es que cada día y cada hora transcurrida era un triunfo y este tenía un nombre, el de “Lolo”, el gran héroe.

La lucha del pequeño era conocida por la comunidad. Y desde su pueblo todos acompañaban, con oraciones, buenas energías y mensajes de aliento.

El sábado tras conocerse que Lorenzo regresaba a Villa Huidobro se organizó una caravana para ir a recibirlo al acceso. “Él lo pidió. Quería que estuvieran los bomberos y sus amigos”, expresó.

Y todos se unieron para cumplirle el deseo. Horas antes en Villa Huidobro había llovido y el ingreso al pueblo estaba con agua y barro. Hasta la gruta donde se encuentra la imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa se había inundado. Sus cinco hermanos acompañados por familiares fueron hasta el lugar y se encargaron de limpiarla y allí fue Lolo a agradecer.

Cerca de las 20 horas del sábado pasado se dio el reencuentro.

Con una enorme sonrisa en su rostro y acompañado por su familia, observaba maravillado la autobomba y la larga fila de coches que lo esperaban. Y entre gritos, globos, llantos y felicitaciones, el niño volvió a su hogar.

El diagnóstico

Martín Gualtieri, el papá de Lolo, contó a Puntal cómo fue sobrellevar esta enfermedad. Pero dijo que el héroe es su hijo, que se “la bancó a todas”, con una madurez admirable a pesar de sus cortos 6 años.

Todo comenzó tras una consulta que le realizaron a Lolo en Villa Huidobro. “Lo llevamos a la doctora Susana Ávila, que lo atendió desde el día uno que nació, porque él tenía un fuerte dolor de cintura. La médica le pidió un laboratorio y salió que había una alteración en las células de su médula”, comenzó a contar el papá.

Inmediatamente se dispuso derivarlo a Córdoba. “El 11 de junio viajamos y fue atendido por el equipo del doctor Hollman, que es oncólogo y hematólogo. Le hicieron un laboratorio y ahí nos dio el diagnóstico”.

Martín dice que escuchar que su hijo tenía leucemia fue “el peor momento de sus vidas”.

La lucha

Al día siguiente, Lolo quedó internado en el Hospital Privado de Córdoba, donde llevó a cabo todo su tratamiento.

El tipo de leucemia que aquejaba a Lorenzo era del tipo “linfoblástica aguda” y, entre todas, es la que más probabilidades de cura tiene.

Y así lo demuestra Lolo, que soportó las 46 quimioterapias, algunas transfusiones de sangre para aumentar sus defensas y hasta intervenciones para colocarle un catéter y facilitar así el paso de los medicamentos. Y sus seis añitos los celebró internado en el Hospital.

En medio, su papá y su mamá se turnaban para acompañarlo en estas largas internaciones. Y en Villa Huidobro quedaban sus hermanos: Bautista, Juan Pablo, María Paz, Bastian y Martina, quienes desde la distancia acompañaban.

El triunfo

“Toleró muy bien el tratamiento y salió adelante sin ningún inconveniente.Por eso estamos agradecidos a Dios y a todos los que nos acompañaron. Fue enorme el apoyo que nos brindaron desde nuestro pueblo”, agradeció el papá.

Sobre el regreso a Villa Huidobro, Gualtieri señaló: “Lolo quería que la gente lo recibiera y que estuviera la autobomba. Y estaban todos, fue emocionante”.

Ahora comienza otra etapa para Lolo. Tendrá controles más seguidos y con el tiempo más esporádicos. En 30 días le retirarán el catéter que le colocaron para pasarle las quimios.

“Se ha bancado todo, ha tolerado todo. Con seis años ha sido una persona muy madura, muy abierta de mente, la verdad que es un verdadero héroe”, finalizó emocionado el papá. “Se ha bancado todo, ha tolerado todo. Con seis años ha sido una persona muy madura, muy abierta de mente, la verdad que es un verdadero héroe”, finalizó emocionado el papá.

Para Lorenzo, estos casi 8 meses de internación fueron un paréntesis, en el que no pudo seguir el colegio, pero superó tal vez uno de los exámenes más importantes en su corta vida, ganarle al cáncer.

Ayer, su mamá escribió una carta, para agradecer el apoyo y compartir lo vivido. “Lorenzo con solo 6 años nos demostró que se puede. A todas las personas que estén pasando por lo mismo les decimos: creer, confiar, sentir y agradecer todos los días y tener siempre presente la esperanza”, dice el mensaje.