Villa María | Villa María | febrero | Canasta

En tan solo un mes, la canasta total familiar aumentó $14.000

Los datos se desprenden del análisis realizado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la ciudad para Villa María, en marzo. La misma incluye los costos de vida de una familia tipo con ingresos medios

Según datos difundidos por el Indec, un grupo de cuatro integrantes necesitó $ 89.690,37 para superar ese umbral en el tercer mes de este año, es decir, un 7% más que en febrero.

En ese marco, PUNTAL VILLA MARÍA dialogó con el titular del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Leandro Lombardelli, quién brindó detalles de los datos relevados en la ciudad.

“En Villa María el índice de la canasta alimenticia nutricional que mide el consejo, sigue acompañando los aumentos que se venían reflejando y que ya venimos viendo en el mes de febrero” indicó el contador.

“Para el mes de marzo en Villa María, el incremento fue de un 9,03% (cabe señalar que para el mes de febrero había sido un 8,88%), este mes se sigue consolidando este incremento” dijo.

El ingreso para un adulto, para acceder a la Canasta Alimentaria Nutricional (CAN), equivale a $22.655,57 lo que da una variación interanual de los últimos 12 meses (marzo de 2021 a la fecha) del 69% casi 70% y lo que da una variación acumulada para este año del 26,46% en Villa María.

Una canasta total para una familia (dos adultos y dos menores de una familia de ingresos medios), en la canasta total se incluyen alimentos e indumentaria; servicios educativos; salud; alquiler, etc., se necesitan $150.512,25 “comparado con el mes de febrero, son $14.000 pesos más que el mes pasado” explicó el profesional de ciencias económicas, haciendo referencia al relevamiento anterior (febrero) que reflejaba una CAN de $136.762,24.

“Cuando se analizaba el mes de febrero se observaba que eran algunos alimentos que presentaban incrementos por una cuestión estacional y hoy, comparando la evolución de los precios, vemos que los que subieron en el mes de febrero y este mes, por ejemplo, panadería, no aumentaron, sino que quedaron estáticos, pero lo que es verdulería, almacén y lácteos incrementa y se suma también el aumento de las carnes” analizó Lombardelli.

El referente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la ciudad destacó que estos incrementos no son aislados y no solo ocurren en Villa María, sino en todas las ciudades cabeceras de la provincia, Córdoba, San Francisco, Bell Ville y Río Cuarto. “Todas han estado en los mismos índices de inflación que se han medido. Todas están por encima del 9%” puntualizó.

Inflación

Sobre el incremento que se reflejó en el tercer mes del año, el contador opinó que se trata de un “síntoma alarmante y preocupante porque es una espiral que no se frena”.

Asimismo, remarcó que las herramientas necesarias para combatir la situación están relacionadas a la necesidad de contar con un plan, “donde los estímulos de la economía sean incentivar la producción” observó.

“Por supuesto que es un problema que genera preocupación, porque no se consolidan los precios y mes a mes el techo sigue aumentando. El INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos) marcó en el mes de marzo (en la canasta básica) un 6,7% y el mes de febrero había marcado un 4,7% ósea que subió dos puntos y la interanual que ellos miden está en el 55% y el 59%, el incremento fue muy brusco” destacó.

Del mismo modo, el profesional económico manifestó que anhela que los recientes incrementos reflejados “sean el techo, se consoliden y se pongan estáticos” dijo y agregó: “para poder trabajar de otra manera dentro de la economía, siempre pensando en las pymes, en los negocios chicos, el comercio y los productores que son los que mueven la rueda en el interior del país” destacó.

Cabe aclarar que La Canasta Alimentaria Nutricional (CAN) que en marzo registró un valor de $22.655, equivale a un adulto; lo cual implica un aumento de 9,03% respecto al mes anterior. La variación registrada se debió principalmente al mayor valor de los rubros verduras y huevos (17,93%), carnes (14,80%), bebidas (12,62%), almacén (8,44%) y lácteos (5,89%) según indica el informe de la organización local.

Consultas

El referente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Villa María, indicó que la compleja situación económica disparó una serie de consultas por parte de emprendedores locales y regionales.

En esa línea, pudo advertir que se observa un cierto grado de desesperanza y “poca motivación en lo que respecta a la inversión y producción” reflexionó.

“Los incrementos y los últimos informes van desincentivando a los pequeños productores o comerciantes ya que no saben cuándo frena el crecimiento de precios, están cansados y hay desánimo generalizado” expresó.

Lombardelli apuntó: “Tal vez son necesarios lineamientos más claros que marquen un rumbo en el que se pueda producir y la gente pueda invertir y soñar” dijo en referencia a la desazón de los sectores productivos y comerciantes que buscan asesoramiento.

Bonos y ayudas sociales

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) entregará nuevos beneficios económicos extras para mayo y junio, según informaron las autoridades. Se trata de bonos orientados a apoyar a los sectores más vulnerables frente a la inflación y la suba de precio de los alimentos.

Sobre los anuncios nacionales respecto a los bonos para jubilados y monotributistas, Lombardelli explicó que son una buena opción e incentivo, “pero también se advierte tras las consultas realizadas a los profesionales de las ciencias económicas, que falta el estímulo para el rubro que genera trabajo” expresó.

El contador dejo entrever, además, que se generó cierta informalidad en el trabajo, ya que, a la hora de regularizar la situación laboral, muchas personas optan por mantener la condición informal para percibir los incentivos del estado nacional (planes sociales).

“El empleador está en riesgo y no consigue gente que pueda formalizar. Estos bonos para los trabajadores, entiendo que son necesarios, pero también es necesario elaborar herramientas para poder traer nuevamente a las personas a la fuerza laboral” dijo tras lo que percibe en las consultas.

“Si soy monotributista categoría C no voy a cobrar el bono, por eso algunos deciden bajar a la categoría A o B para poder cobrarlo. Es necesario contar con un incentivo también para aquel que sigue produciendo o abre una nueva boca de expendio del rubro que sea, invierte y genera fuentes de trabajo” opinó.

Del mismo modo, Leandro Lombardelli sostuvo la necesidad de acompañar a jubilados, trabajadores informales o trabajadores de casa particular ante la situación que se presenta, con las ayudas económicas ofrecidas por el estado nacional.

“Pero con la generación de esos incentivos también se genera un proceso inflacionario a futuro por la mayor emisión monetaria, eso es lo peligroso que se plantea. Las reglas del juego están cambiando permanentemente y las pymes que se financian temporalmente con algún crédito no lo pueden hacer y el que tiene que invertir tampoco puede acceder ya que es una tasa muy elevada” señaló.

Por último, el contador que preside el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Villa María remarcó que el índice de inflación en Villa María representa el 9.83%, “es preocupante, la interanual está en el 70%, pero es algo que vengo repitiendo ya que es el camino, queremos estar mejor todos por supuesto, si todos estamos un poco mejor se abrirán nuevas puertas para los jóvenes y los no tan jóvenes que están llegando tarde al mercado laboral” analizó.

“Lo fundamental es, que más allá de lo preocupante de los números, el mensaje más importante es insistir en la generación de nuevas herramientas e incentivos para poder estar mejor” culminó.