Villa María | Villa María | bares | gastronómicos

Reabre el 100% de bares y restoranes en la ciudad

Cuatro de cada cinco empresarios del sector decidieron abrir durante el fin de semana, pese a lo dispuesto por el COE Central. Desde la medianoche rige la habilitación para funcionar en Villa María y Villa Nueva

A partir de hoy, bares y restoranes de las localidades comprendidas entre Río Segundo y General Roca (Villa María y Villa Nueva se encuentran incluidas) podrán retomar las actividades tras un parate que se extendió por 18 largos días.

Cabe recordar que, como medida preventiva, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) Central había suspendido el 23 de julio y por 14 días la actividad gastronómica en una quincena de ciudades de la región.

Cumplido el plazo de dos semanas, las autoridades provinciales tomaron la decisión de prolongar el cierre por cuatro días más (hasta hoy), medida que generó un malestar generalizado en los empresarios del rubro, quienes en su mayoría se encontraban ya preparados para el operativo retorno, muchos de ellos incluso abastecidos de insumos alimenticios.

Desde esta mañana se encuentran habilitados para abrir los trabajadores del rubro con establecimientos en Río Segundo, Pilar, Laguna Larga, Manfredi, Pampayasta, Pampayasta Norte, James Craik, Tío Pujio, Villa María, Villa Nueva, Ballesteros, Morrison, Bell Ville, San Marcos Sud, Monte Leña y Leones.

Funcionaron durante el fin de semana

Muchos de los gastronómicos locales -ante el anuncio del COE de extender la reapertura- tomaron la decisión de abrir, pese a no haber encontrado el aval de la Provincia. “No estamos de acuerdo con el criterio aplicado, porque no vemos diferencias epidemiológicas en los días”, dijeron días atrás a PUNTAL VILLA MARÍA referentes de la Cámara de Gastronómicos de Villa María. “Consideramos que en otras localidades hay más infectados que acá”, reflejaron en su oportunidad.

Cabe señalar que el jueves pasado, y por unanimidad, concejales de los tres bloques locales aprobaron un Proyecto de Resolución expresando su apoyo y solidaridad a todo el sector gastronómico de la ciudad, que en forma injustificada y con enormes perjuicios económicos veía impedida la posibilidad de llevar adelante las actividades en defensa de sus fuentes laborales.

Las fuerzas policiales se hicieron presentes en algunas sucursales del rubro para solicitar el cierre inmediato. El sector resistió a dichos pedidos y -según expresaron desde la Cámara- funcionó al 80 por ciento durante los días viernes, sábado y domingo.

Lo que se lee ahora