Villa María | Villa Nueva | circo | Bell Ville

Burlesk, el circo que volvió a girar por el país tras 16 meses de parate

El show cirsense tuvo ayer sus primeras dos funciones en Villa Nueva. "Nos hace feliz poder trabajar", expresó Nair Gómez, integrante de la compañía. Por el Covid, solamente pueden ingresar al espectáculo 150 personas

Después de 16 meses de inactividad, el Circo Burlesk volvió este domingo a abrir sus puertas en el Parque Hipólito Yrigoyen de Villa Nueva.

La alegría no fue sólo de las familias que presenciaron el show, sino que también le correspondió a los artistas del elenco, quienes empujados por la pandemia permanecieron casi un año y medio parados.

“Para nosotros es lo máximo. Estamos a las corridas, con nervios, emoción y llantos. Es muy conmovedor poder volver después de 16 meses”, contó en declaraciones a Puntal VIlla María Nair Gómez, integrante del espectáculo.

Según explicó la mujer, la compañía no realizaba una gira por el país desde marzo de 2020, mes en el que quedaron varados en Bell Ville.

En dicha ciudad, Burlesk transitó un largo período fuera de los escenarios. “Para sobrevivir tuvimos que hacer fletes, limpiar casas y vender comida. En estos 16 meses hicimos de todo”, aseguró Gómez.

“La comunidad bellvillsense fue maravillosa. Nos ayudaron de todas las maneras posibles e inimaginables. El Municipio y la gente se mostraron solidarias con nosotros, añadió.

Gira por Villa Nueva

“Fue muy gratificante volver, y más con el recibimiento que nos dieron en Villa María y Villa Nueva”, aseveró.

“A pesar de que nos dieron poca locación en la carpa, logramos vender todas las entradas”, mencionó la artista. Y agregó que, por la situación sanitaria, tienen permitido dar sala a unas 150 personas, quienes deben estar separadas por burbujas.

“Tenemos funciones todos los días, a las 15 y a las 17.30 horas. Los sábados y domingos agregamos una función más a las 11. No hacemos funciones nocturnas por protocolo Covid, para que la gente se resguarde temprano del frío”, comentó.

Burlesk

Sostienen la compañía cirsense desde hace 8 años unas 5 familias, oriundas de Buenos Aires y también de Brasil.

“Tenemos 15 personas en escena en los shows, más los colaboradores que arman y desarman todo lo relacionado a los números artísticos”, afirmó la mujer.

Gómez se encuentra vinculada a la actividad cirsense prácticamente desde su nacimiento. “Soy quinta generación de artistas de circo. Mis hijos siguen por el mismo camino, y son sexta generación”, relató.