Policiales | violencia de género |

Una mujer denunció que sufre violencia de género desde el 2019

Romina Mercado (foto) aseguró que vive un calvario y necesita ayuda, ya que el padre de sus hijos la vive amenazando en la vía pública.

Romina Mercado tolera una persecución y malos tratos por parte de su expareja de manera constante desde el año 2019.

Ya realizó seis denuncias contra Alejandro Villanueva, pero todavía no obtuvo una respuesta favorable por parte de la justicia local.

Solo se lo sancionó con una orden de restricción que la incumple de manera constante, ya que su madre vive en el mismo sitio que Romina y por este motivo no respeta la distancia dispuesta por la orden judicial vigente.

Mercado, en diálogo con Puntal Villa María, manifestó: “sufro violencia de género, física, verbal y psicológica; estoy siendo acompañada por las chicas del Polo de la Mujer. Desde el 2019 padezco estasituación, no solo hacia mi persona, también lo toleran mis hijos”.

“Este hombre se llama Alejandro Villanueva, tengo botón antipánico y el mismo no me sirve porque está apagado, un Policía de manera muy amable me cambio dos veces la batería, pero no funciona correctamente y además sobre mi expareja pesa una orden de restricción impuesta por la justicia. Cuestión que la incumple de manera constante”, señaló.

“Es un hostigamiento físico y psicológico, yo ando como mis hijos por la calle y empieza a gritarme, además no le importa que estén sus niños menores de edad, tengo testigos de esta situación que siempre me están acompañando, pero ahora decidí hacerlo público porque no quiero ser una más de la lista negra”, subrayó.

“Este hombre me rompió la cara con el asiento de la moto y además no me pasa la cuota alimentaria”, denunció.

Pidió el desalojo de su exsuegra

Villanueva incumple de manera constante la medida impuesta por la justicia, ya que su madre comparte el sitio con su expareja, y según Romina también la hostiga y la amenaza.

“También estoy pidiendo el desalojo de mi exsuegra, ya que el sitio es mío, porque la Municipalidad me lo dio hace tiempo y no es justo que yo me tenga que ir con mis hijos porque los que generan violencia son ellos”, indicó.

“La verdad que no encuentro solución de ninguna forma, porque las chicas del Polo me atienden re bien, pero ellas me dicen que me tengo que quedar ahí, que no puedo andar en la calle”, agregó.

“La causa la tiene la doctora Juliana Companys y yo necesito hablar con ella para que entienda mi problema, porque no quiero ser otra víctima más de la violencia de género en la ciudad de Villa María”, concluyó.