Policiales | Violencia | mujer | libertad

Violencia de género: fue atacada por su ex y ahora teme por su integridad física

La mujer asegura que el aprehendido ya la había agredido en ocasiones anteriores

El pasado martes 15, la Policía detuvo a un hombre de 43 años de edad, quien le propinó un golpe de puño a su expareja, una mujer de 36.

Precisamente, desde la Departamental San Martín consignaron que el sujeto mantuvo una discusión con la femenina, a quien agredió ocasionándole lesiones.

Fue aprehendido en prolongación del bulevar Alvear al 1800, en barrio Industrial, por ser supuesto autor del delito de "lesiones leves" por mediar violencia de género.

PUNTAL VILLA MARÍA dialogó con la mujer víctima de este hecho de violencia, quien aseguró que teme por su seguridad, ya que el agresor ya recuperó su libertad.

“Yo tengo un nene de 16 años con él y estuvimos en pareja hasta el año 2012. En ese lapso siempre me pegó y hubo denuncias de por medio”, relató J.P., que es la mujer agredida.

En esa línea señaló que pasaron diez años y retomaron el vínculo luego de estar separados, “lo vi que había cambiado y volvimos a estar juntos y probamos una vez más”, indicó.

La joven que mantiene una orden de restricción con S.F. manifestó que nuevamente comenzó a mediar la violencia, “me hacía escenas de celos por usar las redes sociales y el sábado pasado (11 de junio)me quiso levantar la mano adelante de mi nena (no es hija del agresor) y yo le dije que no se lo iba a permitir como pasó con mi nene más grande, ese domingo me fui de esa casa”, remarcó.

Y añadió:“El martes vuelvo para buscar pertenencias que tenía en ese domicilio y ahí es donde me pegó una piña en el ojo. Hicimos la denuncia y fue detenido, pero al día y medio ya fue liberado” relató.

Miedo a un nuevo ataque

J.P. señaló que tiene miedo ante un nuevo ataque y manifestó su descontento por la libertad que obtuvo rápidamente el agresor.

“Averigüé en tribunales y le concedieron el proceso en libertad, ahora deben realizar una pericia psicológica y no se puede acercar a mí, pero tengo que estar viendo si no se me aparece y nos lastima”, concluyó.