Regionales | Viviendas | ministros | escalante

Massei y Mosquera recorrieron Laborde y Escalante para relevar los daños del temporal

Los ministros de Desarrollo Social y de Seguridad visitaron ayer las localidades y estuvieron con los intendentes. Comprometieron ayuda del Fondo Permanente de Situaciones de Desastre para estas poblaciones y Embalse.

Voladuras de techos, árboles y silos, instalaciones agropecuarias destruidas y daños en las líneas telefónicas fueron parte del saldo que dejó la fuerte tormenta que se abatió sobre la zona de Laborde y Wenceslao Escalante durante la noche del jueves y la madrugada de ayer. Ante este panorama, la Provincia se comunicó con los intendentes y comprometió ayuda del Fondo Permanente para Desastres para estas poblaciones y la de Embalse.

Además, ayer por la tarde los ministros de Desarrollo Social y Seguridad, Juan Carlos Massei y Alfonso Mosquera, recorrieron las localidades de Laborde y Escalante, y juntamente con los mandatarios locales realizaron una revisión de la destrucción de infraestructura urbana, viviendas, industrias y comercios.

El propósito de la visita de ambos funcionarios fue la de poner a disposición todos los medios de los que dispone el gobierno provincial para llevar adelante la remediación de daños.

Durante la recorrida, los ministros tomaron contacto con los propietarios de la empresa Cuatro Hojas, seriamente afectada por el meteoro, ante lo cual, su par de Industria, Comercio y Minería, Eduardo Accastello, se contactó con los citados empresarios a los fines de colaborar en la reactivación inmediata del emprendimiento.

En referencia a los cultivos de la zona rural, la fuerte pedrea provocó daños en las sementeras de maíz que estaban en pleno crecimiento.

En, tanto, en Monte Buey se produjo un fenómeno similar, y en la mañana de ayer personal municipal, con toda la dotación maquinaria, desarrolló tareas de limpieza en las calles.

El temporal provocó destrucción del arbolado público, cortes de cables y daños en viviendas particulares.

A su vez, entre la tarde y la noche del jueves, una fuerte tormenta ocasionó inconvenientes en Embalse, con autos arrastrados por la correntada y otros semisumergidos luego de la caída de 83 milímetros en un lapso de pocas horas.

Desde Bomberos Voluntarios de esa localidad informaron que debieron asistir a vehículos atascados y viviendas anegadas del barrio Santa Isabel, uno de los que sufrieron las mayores consecuencias.

La emergencia ante la reiteración de llamados se inició pasadas las 20.30 del jueves. Los efectivos debieron trabajar hasta alrededor de las 2.30 de la madrugada de ayer.

Asimismo, los mismos vecinos, a través de las redes sociales, mostraron piedras que cayeron de gran tamaño, un fenómeno poco frecuente en esa localidad.

Según se informó desde el cuerpo bomberil, fueron 20 asistencias en los barrios Santa Isabel, Casino, Comercial, Las Flores, Las Amapolas y Segunda Usina.