Deportes | Yrigoyen | colectivo | club

"El último recuerdo fue su sonrisa cuando me bajé del colectivo"

Lucas Morre sostuvo que "Diego Pedernera había armado un 'picadito' para esta tarde"

Lucas Morre no podía explicar sus sensaciones. “Me pegó mal, de la peor forma la muerte de ‘Chumpita’ (Diego Pedernera). Me llevo la imagen de su sonrisa como último recuerdo, cuando me bajé del colectivo”.

Campeones en Colón de Arroyo Cabral, compartieron muchos equipos en Hipólito Yrigoyen. “Él es muy hincha de Alem, pero en Yrigoyen lo amamos. Si no me equivoco llegó por primera vez en 2005, y en el club le consiguieron trabajo en La Paulina. Siempre fue muy agradecido a Yrigoyen, se portó muy bien con el club, y en Saputo era de los trabajadores más queridos. Un gran tipo”.

Sostuvo que “viajé junto a Diego en el colectivo. Salí del trabajo, y él había organizado para jugar un ‘picado’ hoy a las 19, en las canchitas de fútbol al frente del Hipermercado Libertad”.

Agregó que “con ‘Chumpita’ nos llevamos bien con un chofer cordobés que es muy divertido. Me saqué una foto y se la pasé al colectivero, que se la pasó a Diego y le puso que me eligiera para jugar en su equipo si quería ganar, porque siempre lo cago a goles”.

Completó la anécdota: “Cuando ‘Chumpita’ subió al colectivo, se sentó a mi lado y me miraba. ¿Te mandaron una foto?, le pregunté. ‘Sí. Sentí el audio que me mandó’. Nos reíamos los dos, y ya teníamos previsto ir a jugar ese picadito”.

Añade que “en el colectivo yo aprovecho y duermo un ratito. Me desperté y me bajé como hago siempre. Todo normal. Pero lo había visto sonreír por última vez”.

Resaltó que “me bajé del colectivo, almorcé y cuando miro mi celular veo que en el grupo de los exjugadores de Colón decían que Diego había muerto. No lo podía creer. La abracé a mi mujer y me largué llorar. Hacía un ratito que había estado sentado a su lado en ese colectivo riéndonos”.

Reseñó que “el colectivo tiene varias paradas. Yo me bajo un par de paradas antes, en Villa María. Son dos paradas más adelante donde se produjo este episodio”.

Explicó que “trabajamos de 5 a 13 el miércoles. El colectivo salió a las 13.20. Diego trabajaba siempre en ese horario, pero yo hago horarios rotativos, porque estoy en otra parte. Coincidimos esta semana”.

La generosidad de un grande

Lucas Morre lo describió como “un ‘Negro’ que tenía la generosidad de un grande. Un fenómeno”.

Describe que “me hace pelota que después de verlo reír a mi lado, ahora voy a su velatorio. Ayer jodíamos con un chofer, que no es el que nos transportó, y ver las fotos poco después me pegó mal”.

Sostuvo que ayer “en Saputo no hablaba nadie. Los compañeros de su sector no trabajaron, les dieron el día. Los demás, en otros sectores trabajamos, pero ‘Chumpita’ era muy querido por todos. No hablaba nadie en la fábrica, no había cargadas de fútbol, porque Diego era un tipo querido por todos”.

Señaló que “era tan generoso en una cancha de fútbol, como afuera. Era terrible pasarlo al ‘Negro’, se recuperaba y lo tenías que pasar 3 veces. Los hinchas se enamoraban de él, y era defensor, no era un ‘9’ goleador”.

Remarca que “en la vida era igual de generoso. Mi familia lo ama. Mi papá lloró, porque lo amábamos”.

Indicó que “en Tío Pujio todos los chicos saben lo que valía. Veía a un compañero sin botines, y se ponía en campaña para comprarle unos. Los aconsejaba todo el tiempo a los más chicos para que no aflojaran, para que no se desviaran, para encaminarlos”.

Menciona que “en 2018 se sumó al cuerpo técnico como ayudante de campo de Maximiliano Burello. En el club y en la fábrica no lo podemos creer. Duele mucho. Yo me quedo con esa última sonrisa”.

Lo que se lee ahora