Deportes | Yrigoyen |

Yrigoyen sabe por diablo

Trepó a la punta de la zona "B" al empatar 1-1 ante San Lorenzo. Abrió el marcador antes del minuto de juego a través de Nicolás Yanantuoni, pero antes de los 2' igualó Gonzalo Quiroga. El "santo" quedó muy mal parado

El partido regaló un comienzo a pura emoción máxima y deparó un final plagado de sensaciones encontradas.

San Lorenzo de Las Playas e Hipólito Yrigoyen empataron 1-1 en cancha de Central Argentino, donde el “diablo” escapó con la punta de la zona “B” y dejó al “santo” al borde de la eliminación.

Sin embargo, la bronca estaba reflejada en el rostro de los jugadores de Yrigoyen, que no pudieron ganar un partido que los pudo dejar solos en la cima (ahora la comparten con Rivadavia, que tras perder con Ricardo Gutiérrez, el miércoles visita a Alumni).

Resignados, los jugadores de San Lorenzo se retiraban con la frente en alto, pero tristes. Para clasificar, necesitarán que Alumni no le gane el miércoles a Rivadavia y luego vencerlo en el capítulo final.

Lo concreto es que, más allá de las sensaciones, Yrigoyen sabe por “diablo” y se llevó lo que quería: la punta de la zona “B”.

Por un minuto de amor

Si los goles son amores en el fútbol, regalaron un minuto de amor.

A los 43 segundos abrió el marcador Nicolás Yanantuoni y al minuto 45’’ empató Gonzalo Quiroga.

Desde los vestuarios llegaron los goles. El “diablo rojo” envió un centro desde la derecha, donde Arroyo fue indescifrable y, aunque Diego Frandino le tapó un mano a mano espectacular a Maximiliano Bustos, la continuidad de la jugada quedó en poder de Nicolás Yanantuoni, quien con un exquisito tiro a colocar, envió el balón al ángulo superior derecho. 1-0 (43’’).

Silvio Pellico (el rival directo del “santo” por la clasificación) ya le había ganado a Alumni con un gol agónico. La tarde era “negra” para el “santo”, que, sin embargo, empató. Tiro libre envenenado de Rodrigo Solís, que lanzándose en el área Gonzalo Quiroga le corrigió el recorrido para que ingresara a la derecha de Morales. 1-1 (1’45’’).

El primer domingo de mayo fue cálido y el sol brilló, como calentando una batalla que se fue armando con el transcurrir de los minutos y tuvo sabor a final.

No hubo más emociones máximas, aunque Yrigoyen generó varias situaciones. No estuvo fino para convertir y el “santo” lo fue llevando a su juego, hasta contar con un par de chances para ganar.

Tras los 2 festejos, hubo una tregua, en la que nadie acarició el balón. Luego apareció en escena Cristian Fernández, para dejar de maltratarlo. Fue quien guió al “diablo” con inteligencia y paciencia.

Su distribución prolija, apostó por Arroyo para finalizar la mayoría de las jugadas, pero Frandino (de gran partido) le tapó el primer mano a mano a los 17’.

Yrigoyen logró jugar en un terreno no apto. El “faro” en ataque es Ortiz, al que le llegó limpio el balón, elevó en el borde del área a los 18’. Fue el mejor momento de la visita, que unió los talentos de Barrionuevo con Fernández y con Yanantuoni, que esta vez elevó.

El local escapó del ahogo a puro coraje y corazón. Hizo pie Fonsfría. Bogni y Murúa se corrieron todo por las bandas y la pegada de Solís hacía daño en cada pelota detenida. A los 25’, Premet (que las aguantó a todas y desahogó a su defensa, permitiendo que se adelantara) rozó el balón impulsado por el ex Unión Central en un tiro libre y se fue apenas desviado.

Los arrebatos de Arroyo le dieron más chances al “diablo”, que no pudo trasladar a la red su mejor juego. A Ortiz lo taparon dos veces (31’), y a los 36’ Arroyo quedó mano a mano, pero se demoró en definir, y luego le pasó lo mismo a Bustos, permitiendo que Marco Fernández y Matías Galiano salvaran providencialmente la caída del arco defendido por Frandino.

Cuando no se convierte en un arco... Estuvo cerca de dar el golpe el “santo” cuando Solís le cruzó el balón a Ezequiel Juárez, que en el área desvió contra el palo izquierdo una clara situación (50’).

Los dos querían ganar, con diferentes armas. Yrigoyen se armó para pelear el título y no le teme a la presión. Fue al frente por primera vez con 3 defensores, 1 volante de marca (González, de buena labor) y 3 de características ofensivas (Fernández más Arroyo y Bustos) y un tridente de punta con dos creativos (Barrionuevo y Yanantuoni) y una torre (Ortiz).

Lo hizo bien. El “santo” se armó para contrarrestar ese arsenal ofensivo y también consiguió que no estallara en el arco de Frandino, que fue protegido por 4 defensores de mucha garra, más el esfuerzo de Bogni y Murúa por las bandas, el patrullar de Fonsfría y la inteligencia de Solís, para abastecer a un “tanque” (Premet) y a un escurridizo Juárez en ataque.

Ya no hubo tregua cuando la reina del arbitraje en la provincia (Evelyn Luján) hizo sonar el silbato. Fue una batalla de 45’.

Arroyo no dudó un segundo en encarar y, tras un gran desborde y un mejor centro, abasteció a Bustos, que intentó parar el balón en vez de definir..., pero picó y se fue.

El piso de la cancha de Central Argentino no va más. En esa ruleta “rusa” en la que el club de Avenida Costanera acabó con el fútbol, esa tierra de nadie, pareció ser ayer patrimonio del “diablo”durante la primera media hora y del “santo” en el cuarto de hora final.

Es que Yrigoyen tenía que ganar para ser líder y lo buscó. Pero Quiroga, que hizo el gol del “santo”, tapó en su área chica 4 tiros que llevaban destino de red a Barrionuevo (12’), a Arroyo (13’), y nuevamente a Barrionuevo (26’ y 27’), hasta salir desgarrado. Increíble.

Morre saltó del banco y con su zurda le puso el balón en la cabeza a Arroyo, pero el palo le negó el gol (29’). Increíble. Entonces Aguirre hizo saltar del banco a Manzanares, “Magu” González y Zambrano. A todo o nada. Pudo ser todo con los remates de Manzanares, González y Juárez. Pudo ser nada, cuando Arroyo (le anularon un gol) venció a Frandino, pero Murúa salvó en la línea (49’).

El “santo” se fue pensando que su suerte está echada. El “diablo” sabe por diablo y se llevó la punta.

Síntesis del partido

San Lorenzo VM: Diego Frandino; Matías Galiano, Juan Piccolini, Gonzalo Quiroga y Marco Fernández; Nicolás Bogni, Brandon Fonsfría, Rodrigo Solís y Santiago Murúa; Ezequiel Juárez y Rodrigo Premet. D.T.: Jonathan Aguirre.

H. Yrigoyen: Leonardo Morales; Ezequiel Olmedo, Martín Ártico y Carlos Jacobi; Martín Arroyo, Cristian Fernández, Jonathan González y Maximiliano Bustos; Martín Barrionuevo, Nicolás Yanantuoni y Mauricio Ortiz. D.T.: Martín Conti.

Goles: P.T. 43’’ Nicolás Yanantuoni (HY); y 1’45’’ Gonzalo Quiroga (SL).

Cambios: S.T. 10’ Gustavo Cuadrado por Cristian Fernández (HY); 25’ Lucas Morre por Maximiliano Bustos (HY); 17’ Agustín Manzanares por Nicolás Bogni (SL); 33’ Nahuel González y Kevin Zambrano por Marco Fernández y Gonzalo Quiroga (SL); y 45’ Genaro Conti y Nicolás Gómez por Martín Barrionuevo y Lucas Morre (HY).

Suplentes: Marcos Rimoldi, Agustín Barrios, Julián Goia y Adrián Rivera (SL); y Joaquín Rodríguez, Lautaro Sena y Elías Canónico (HY).

Amonestados: Juan Piccolini, Brandon Fonsfría, Matías Galiano y Marco Fernández (SL); y Jonathan González y Mauricio Ortiz (HY).

Árbitro: Evelyn Luján.

Asistentes: Federico Rodríguez y Agustín Ochoa.

Cuarto árbitro: Ariel Carreras.

Reservas: San Lorenzo VM 1 (Santiago Quinteros) - Yrigoyen 0.

Estadio: Central Argentino.

sanlo las playas.jpg