Río Cuarto | Zabala | tribunal | juicio

Diario del juicio: la genetista que no halló nada criticó al que encontró semen

El Ceprocor le atribuyó al bioquímico que examinó las muestras un método que nunca usó. Sin embargo, a Nidia Modesti nada se le preguntó. Se limitó a dar una clase pública

Informe especial por Alejandro Fara

Lunes 16 | La amistosa visita de Nidia Modesti

La diferencia en el trato que reciben los testigos en el juicio a Marcelo Macarrón es notoria y, a más de dos meses del proceso, ya es indisimulable.

Como si estuviesen alineados el tribunal, la defensa y la fiscalía, algunos testigos como el bioquímico riocuartense Daniel Zabala se vieron en aprietos y fueron sometidos a un destrato que no merecían, en tanto que otros testigos como Daniel Lacase y ahora la genetista Nidia Modesti pasaron por la sala con la liviandad y la despreocupación de una visita social.

A uno, al vocero Lacase, no se lo abordó sobre ningún aspecto comprometedor. Y la misma defensa que en este juicio lo había señalado como la persona que le armó la coartada a Miguel Rohrer para que zafara de la Justicia le dispensó un trato amigable.

El lunes la citación de la doctora en genética Nidia Modesti tuvo el mismo cariz. Su presencia había despertado expectativas que -una vez más en este juicio- acabaron desbaratándose.

Es que la reconocida profesional, a priori, se veía en el brete de tener que explicar por qué el organismo que comandaba -el Ceprocor- había fundado sus críticias al bioquímico Zabala en un método que en realidad Zabala no había utilizado.

También debía explicar por qué en Córdoba no encontraron el semen que sí hallaron en el laboratorio de Río Cuarto.

Pero, en lugar de ser sometida a una batería de preguntas como una semana antes le había sucedido a Zabala, Modesti gozó de la prerrogativa de poder dictar una clase en público -PowerPoint incluido- y en ningún tramo de las seis extenuantes horas se le preguntó sobre los aspectos candentes de la prueba genética.

Cuando uno de los vocales, Gustavo Echenique Esteve, le hizo una discreta alusión a la confusión del Ceprocor que le había atribuido a Zabala haber usado el método de la “fosfatasa ácida”, cuando en realidad usó el de “fosfatasa ácida prostática”, Modesti se limitó a contestar que no quería entrar en polémicas.

Lo más llamativo es que todos en la sala, la defensa, la fiscalía y el propio tribunal, se conformaron con la evasiva, cuando al testigo Zabala ese aspecto -el método que uso para detectar semen en la escena del crimen- le valió una amansadora de cinco horas de cuestionamientos.

Martes 17 | Los golfistas respondieron sobre la ausencia del viudo en la foto grupal

golfistas domingo.jpg

Los golfistas amateurs que viajaron junto con Marcelo Macarrón a Punta del Este el fin de semana que asesinaron a Nora Dalmasso volvieron a la escena.

Hacía más de un mes, varios de ellos ya había desfilado por el juicio pero el martes, sorpresivamente, se citó a otros tres integrantes de la Peña del 36: los abogados Daniel José Bonino y Guillemo Masciarelli y el veterinario Salvador León.

Todos ellos fueron interrogados sobre los momentos que compartieron con el acusado en Uruguay, pero además se les exhibieron tres imágenes fotográficas del contingente. En dos de las fotos se ve al grupo completo junto con una vieja gloria del golf argentino, Vicente “Chino” Fernández.

Esa foto había sido sacada la noche del viernes en la cena agasajo que ofreció el club Categril. Pero la imagen que despertó suspicacias fue la tercera, la que fue sacada el sábado 25 de noviembre de 2006, el día que mataron a Nora.

En esa foto, que fue obtenida en horas de la mañana, aparecen todos los golfistas riocuartenses a excepción de dos: Marcelo Macarrón y Arturo Pagliari.

Con relación a este último, hubo consenso de los testigos en afirmar que no figura en la foto porque se encontraba en la zona de prácticas, calentando el brazo antes de entrar a la competencia oficial.

En cambio, hubo menos certezas en torno a la ausencia de Macarrón. El testigo Bonino, quien se presentó en la sala como “amigo y paciente” del traumatólogo, fue cauto en su respuesta:

-Objetivamente, no está, -se limitó a decir y no aventuró ninguna explicación.

En tanto que otro de los golfistas, Masciarelli, supuso que debía estar practicando tiros, al igual que Pagliari.

Después de estas declaraciones, el que pidió hablar frente al tribunal fue Macarrón, “para aclararles a los jurados dónde estaba”, dijo.

Aseguró que no llegó a tiempo de sacarse la foto grupal porque en ese momento estaba practicando junto con Pagliari.

De esa manera, se acrecientan las chances de que Pagliari sea citado a declarar y despeje las dudas que dejó la fotografía.