Policiales | Zoom | Generación Zoe | Leonardo Cositorto

El último Zoom del prófugo, contado por un riocuartense que participó

El principal acusado por la Justicia, con cargos de estafa y asociación ilícita, realiza reuniones virtuales en las que toca muchos temas, y pide más aportes para la organización. La mirada de un abogado experto en finanzas

Federico Álvarez es abogado, analista de sistemas, y el mundo de las finanzas y el mercado de capitales es uno de sus principales atractivos. Casi todos los ingredientes para que en los últimos meses centrara su atención en la evolución que iba teniendo el caso de Generación ZOE en el país y en particular en Córdoba. Lo siguió palmo a palmo y en su cuenta de Twitter fue incluso explicando muchos de los aspectos técnicos y dudosos que presentaba este abanico de empresas que aparecían debajo de la figura de Leonardo Cositorto, prófugo y con pedido de detención internacional lanzado por Interpol.

Desde la clandestinidad -se supone que estaría en el Caribe- el CEO de Generación ZOE convocó a un zoom que, si bien era cerrado y sólo para “socios”, se abrió por youtube y allí hubo muchos interesados que siguen “la película desde afuera” que pudieron participar como espectadores. Allí estuvo Federico Álvarez, egresado de la UNRC y asegura que aún no puede creer lo que escuchó: “Básicamente habla por un momento de Nicolás Trotta, el exministro de Educación, después pasa por la Biblia, de Dios, de los bancos y los políticos a los que atacó muy fuerte. No se olvidó de nada y fue increíble cómo mezclaba todo. Y también lo increíble es cómo puede seguirlo la gente”, comenzó relatando Álvarez a Puntal.

Pero en ese zoom, que ayer trascendió a los medios y en las redes fue un tema de amplio tratamiento, Cositorto aprovechó a pedir una colaboración de 100 dólares para ayudar a cubrir pagos vencidos y que comenzaron deteriorar el castillo de naipes que llegó a construir.

“Allí lo que prometió era que iba a hablar todos los días por esa vía todos los días 45 minutos, pero sólo para los que habían puesto los 100 dólares que pidió”, explicó Álvarez. Eso implica que a partir de ahora será un grupo más reducido, aunque no fueron pocos los aportes que, increíblemente, recibió. En la billetera virtual, quienes siguen el caso, aseguran que los ingresos alcanzaron los 12mil dólares.

“Lo que resulta llamativo es que habla de 100 dólares como si nada cuando acá eso equivale a 22 mil pesos”, remarcó el abogado.

Álvarez explicó luego que “las denuncias seguramente pertenecen a las últimas personas que ingresaron en este esquema piramidal que investiga la Justicia porque son siempre los que se quedan esperando el beneficio. Los primeros en entrar reciben al menosuna parte de los beneficios, pero después eso siempre llega a un punto en que se corta y quedan los damnificados que pierden lo aportado”, remarcó.

Se discutía si era un esquema piramidal o no lo que proponía ZOE, ¿ahora hay alguna duda?

Lo que pasa es que cuando está en tela de juicio del debate público puede haber dudas. Pero cuando interviene la Justicia y dicta una preventiva, que es la excepción a la regla, la detención mientras se realiza la investigación penal preparatoria, es porque la fiscal debe estar muy convencida de la participación en el hecho. Claramente debe tener cosas contundentes y en eso debe haber trabajado todo este tiempo.

A todo esto hay dos investigaciones en curso...

Claro. Hay federal con el fiscal Taiano, donde hay una imputación por el artículo 172 que es estafa y el 309 y 310 que apunta a actividad financiera irregular, sin la autorización de la CNV. Y por otro lado la Justicia ordinaria, con la fiscal Juliana Companys, que le imputa el 172 también de estafa, pero con el 210 de asociación ilícita, que apunta contra una organización criminal, de más de 2 personas conscientes de la actividad ilícita que realizan. En el caso de la estafa tiene condenas de un mes a 6 años, mientras que el 210 va de 5 a 10 años. Pero hay un concurso de delitos en este caso.

Gonzalo Dal Bianco. Redacción Puntal