Deportes | actividad | actividades | caminos

"Formar hombres para la sociedad"

David Reano sostuvo: "No sólo se trata de ver cómo jugamos el sábado. De esta cuarentena ojalá podamos rescatar la importancia de educar y contener a los chicos en un momento fundamental para sus vidas"

David Reano regresó a Alumni para coordinar el fútbol juvenil.

El exfutbolista y DT de la entidad, que se formó en las inferiores de Boca Juniors, estimó que “los clubes tienen cien o más pibes, que serán ciudadanos de esta sociedad. Uno será futbolista; otro, médico; otro, obrero; otro, albañil; otro, abogado. Esta etapa es fundamental en su formación para la vida”.

Una sintética y real definición para el rol social clave que realizan los clubes a través del deporte a la hora de formar jugadores y hombres. “De toda esta parte fea de la cuarentena, en la que todos estamos adaptándonos y descubriendo, ojalá podamos rescatar lo importante que es educar a los chicos y, sobre todo, contenerlos más que nunca en este momento”.

“No sólo se trata de ver cómo jugamos el sábado, sino que el propio club se sienta representado por esos jóvenes, a los que les aporta un rol social fundamental. Ojalá que los clubes mejoren y aprendan que no todo es Primera y que un profesor, más allá de formar un jugador, le otorgue la debida importancia a formar un hombre para la sociedad”, dijo.

“Hoy estos chicos están jugando, pero la mayoría no jugará en Primera. Nosotros estamos formando al futuro contador, médico, carnicero, verdulero, político y es necesario contenerlos y mostrarles valores. Por eso digo que también es importante que los clubes puedan contener a los profesores, porque si ellos están bien también pueden transmitir valores, bienestar y felicidad a los chicos”, precisó.

Resaltó: “Cuando se inició la cuarentena nos sorprendió a todos. Los chicos comenzaron con las tareas virtuales para la escuela y les lleva tiempo adaptarse. Son hábitos nuevos y los propios padres están comprometidos con ellos. Les pedí a los profesores que vía online sumen actividades que ayuden y a los que no lo crean conveniente se tomen el tiempo necesario también. Hay que ver la motivación, los momentos y las posibilidades de los chicos para conectarse por vías virtuales”.

“Hacemos charlas para mantener el contacto y para que físicamente los chicos realicen actividad física. No es sólo para aprender a jugar a la pelota. Es difícil porque te gana la ansiedad”, manifestó.

El desafío personal

Reano explicó: “Es un desafío mi regreso al club. Una cosa es venir a jugar y otra, a conocer el club. Conocer a los exjugadores, su historia, ver videos. Alumni tiene un espacio bien ganado. Uno escucha, aprende y entiende que Alumni tiene un plus en el fútbol de la ciudad. En este nuevo rol me gustaría quedar en una parte de su historia”.

Agregó: “Disfruté muchísimo dirigir la Primera. Nos llevamos bien con la gente y, aunque me hubiese gustado continuar ese ciclo, hoy tomo como un desafío aportar lo mío al club en otro rol. El objetivo es hacer una base sólida para un crecimiento fuerte del club”.

Insistió: “No sólo será la parte deportiva, sino que junto irá la parte de contención. Armaremos grupos de trabajo, debatiré con los dirigentes para mejorar los aspectos que crea conveniente, para que todo el trabajo que realicemos le haga bien al club. Puede venir el DT que venga, el jugador que venga, pero si no tenemos estrategias y bajada de línea sobre valores institucionales te puede ir bien en un período corto de tiempo, pero no a largo plazo”.

Recalcó: “No esperábamos esto. El primer año era evaluar e ir tomando decisiones, pero se cortó y veremos cómo sigue”.

Indicó: “Personalmente, me voy formando, eligiendo caminos, resolviendo problemas y sentía que necesitaba competir para dar otro salto de calidad y seguir proponiendo, viendo y corrigiendo”.

“En Alumni hay sentido de pertenencia y deseo por progresar y prepararse. Yo estaba en mi escuelita de fútbol, pero necesitaba un poco de competencia para seguir creciendo”, puntualizó el ex-Boca.

DT y coordinador

David Reano confesó: “Adrián (López) me propuso reorganizar el espacio de inferiores. Hay un grupo de padres que simplifica mucho las cosas administrativamente. Hay buena organización y mejor predisposición”.

“La idea es coordinar las categorías juveniles. Estamos reorganizando y sumando profesores, entrenadores. Hoy me toca dirigir y coordinar, que no es lo mejor. Me gusta mucho dirigir, resolver, tomar una decisión y que tenga un efecto, que conduzca a algo. Pero también me gusta formar a los profesores y, si bien no está al alcance, porque el club necesita un grupo más grande de trabajo, y coordinación, evaluaremos este año y creceremos en 2021. La tarea principal es coordinar, pero estoy a disposición del club”, aseguró.

Aclaró: “Seré el nexo entre lo que necesite Primera con respecto a los juveniles de inferiores”.

“Lo primero fue evaluar las categorías. Permanece Héctor Machado y se sumaron profesores. En enero fue difícil fortalecer las categorías, porque casi todos los jugadores disputaron con sus respectivos clubes el mundialito, pero por suerte hemos reforzado 2 categorías e iremos mejorando las otras”.

Reano enfatizó: “Lo fundamental es que el chico se sienta cómodo y contenido en el club. Que vea una proyección. Mientras mejores jugadores sume el club, mejores categorías tendremos y mejores seremos los profesores, ya que nos exigirán mucho más. Es una cadena que se irá armando. Lo primero fue corregir y rearmar un par de categorías. Después se verá con la competencia”.

“Este corto tiempo nos sirvió. Los profesores sumaron conocimiento de los chicos del club. Armé un grupo de trabajo con los profesores Damián Casagne y Matías Barollo (preparadores físicos). Héctor Machado continuará con su trabajo como DT y Jonathan Scalzo es el entrenador de arquero”, resaltó.

Destacó que “a ellos hay que agregar el trabajo de la delegada Karina Martín y de los encargados de las subcomisiones de padres: Jorge Ponce y Claudio Bria”.

Remarcó: “El utilero y el canchero son piezas clave del club. Tanto Daniel Magnone, que tiene la ropa adecuada cada vez que se requiere, y David (el canchero), que se encarga de que las canchas estén en condiciones. De lo contrario, por más que intentemos hacer las cosas bien, sin su trabajo sería imposible”.

“Somos una familia. Es preciso que los chicos saluden a ‘Rabita’ Magnone y a David y a su familia igual que a nosotros. tienen la misma importancia. Vamos a generar también la conexión necesaria con el baby. Podemos aportar alguna sugerencia, pese a que es un área que tiene su gente trabajando con el coordinador del baby, Miguel Marqués. Hoy intercambiamos información sobre los 2008 y 2009, pero la idea es que la novena división se inicie en canchas grandes con cierta tranquilidad, mientras terminan el baby fútbol”.

Manifestó: “Uno quiere abrir y cerrar los ojos y que esta pandemia pase. No me genero expectativas en 2020. Hay incertidumbre y hay que ver la realidad”.

“Si no están dadas las condiciones, es preferible seguir esperando. Con miedos no sirve”, dijo.

“La cuarentena es inusual. Habrá pibes que pueden desmotivarse o encontrar otra actividad”, consideró.

“El jugador de fútbol no se olvida de jugar al fútbol. Hablar a través una pantalla no es motivador. La charla con un nutricionista les interesó. Relacionarse con otros clubes como Belgrano de SanNicolás, permitió que ‘Pachi’ Carrizo les cuente sus vivencias. La idea es formar a la persona y despertar otras emociones”, envió como mensaje Reano.

“Reglas claras para los chicos”

David Reano resaltó: “La competencia en inferiores debe servir para formar jugadores para Primera. A eso lo sabemos todos. Pero la clase 2003 tenía 2 rivales en la Liga: Española y Universitario. Hoy casi no hay pibes en Primera de esa categoría que salió campeona en numerosos torneos de inferiores”.

Explicó que “faltó que otros equipos fueran más competitivos. Una o dos categorías sería óptimo que participen en el torneo Federal, como lo hace Sportivo Belgrano. Es necesario orden y seriedad. Es verdad que Alumni exige y necesita jugadores para competencias superiores, pero para estar a la altura tienen que adquirir otro roce”.

Remarcó: “Tampoco nos tenemos que olvidar que antes de un jugador de fútbol está la persona. Un chico tiene ilusiones y problemas. No podemos fallar en la formación en cuanto a la exigencia desmedida porque podemos frustrar”.

Agregó que “marcarle la exigencia para que la competencia crezca ya desde la semana. Más competencia y organización llevará a que Alumni pueda jugar un torneo superior con la Primera, para que si le va bien después pueda sostenerse con una base propia”.

Con respecto a la competencia local, sostuvo: “El esfuerzo de los clubes es grande. Veo que hoy los chicos de novena no están preparados para cancha grande. No les sirve ni a los que ganan. Por tener chicos más grandes, no sos mejor”.

“Un pibe de baby no puede jugar con una pelota número 5. Un arquerito de clase 2008 no puede atajar en un arco de Primera. Si un arquero de Primera atajara en un arco de 10 metros por 5, se frustraría. Excede a la lógica. Pelotas, canchas y arcos acordes a cada edad”.

Pidió “reglamentos pensando en los chicos”. “Con paciencia hay que convivir entre los dirigentes y entrenadores unidos. Me gusta que todos jueguen muchos partidos en el año y eso se logró. La Copa de Oro y Plata permitió que todos jueguen más y mejor sería que también los que no clasifiquen jueguen entre ellos. Mientras más competencia haya, crecemos todos”.

Lo que se lee ahora