Provinciales | alimentos | precios | incremento

En Córdoba, los alimentos subieron 10 puntos por encima de la inflación

Según el relevamiento de la Dirección General de Estadística y Censos de la Provincia, en el último año la comida y las bebidas registraron un aumento del 60,96 por ciento, mientras que el índice general provincial fue del 50,47

En Córdoba, la inflación de este año ha marcado una curva más acelerada que a nivel nacional. Mientras en el país los precios acumularon un alza del 25,3 por ciento en el primer semestre del año, la cifra alcanzó el 26,96 por ciento en la provincia.

Aunque en la comparación interanual los números se emparejan:mientras el Indec arrojó un 50,2 por ciento de inflación acumulada en los últimos 12 meses, la Dirección General de Estadística y Censos determinó que la suba general de precios alcanzó el 50,47 por ciento.

Sin embargo, el dato más preocupante del relevamiento provincial es el que marca la aceleración todavía más pronunciada en los precios de los alimentos.

Según el relevamiento provincial, mientras durante el último año el índice general de precios arrojó un alza del 50,47 por ciento, los alimentos y bebidas marcaron un incremento del 60,96 por ciento. Es decir, más de diez puntos por encima del promedio general.

Los alimentos siempre aumentaron más que la inflación general durante el último año, excepto en febrero de este año, cuando estuvieron levemente por debajo.

Pero en junio la dinámica se repitió. Mientras la inflación promedio alcanzó el 3,33 por ciento el mes pasado, el rubro alimentos y bebidas se ubicó en el 3,89 por ciento. Esto, a pesar de que los programas y medidas que el gobierno lanzó para contener la inflación están centrados básicamente en tratar de contener el precio de los alimentos porque es el rubro que más impacto tiene desde el punto de vista social y político.

La inflación más alta en los alimentos provoca un empeoramiento de la situación de las familias de bajos recursos porque destinan gran parte de sus ingresos a esos gastos de subsistencia.

En el primer semestre del año, los alimentos y las bebidas tuvieron un aumento en Córdoba del 28,25 por ciento.

Pero más aumentó el rubro indumentaria y calzados, a pesar de que, al no ser un gasto de primera necesidad, ha sufrido una baja en las ventas producto de la recesión persistente y los efectos de la pandemia.

En el último año, la ropa y los calzados tuvieron un incremento promedio del 60,99 por ciento;fue, de hecho, el rubro que registró un incremento más pronunciado.

En el relevamiento del índice de precios, los bienes representan el 59 por ciento de la canasta. Allí, la variación durante junio fue del 3,64 por ciento.

El otro gran componente, que son los servicios, tuvo un incremento menor, que contribuyó a atenuar el resultado final del índice. Así, en ese 41 por ciento, la variación alcanzó el 2,72 por ciento.

Así, con los números que arrojó junio, Córdoba quedó a algo más de dos puntos de la meta original del 29 por ciento que la Nación había fijado para todo el año.