Villa María | Alimentos | escuelas | solidaridad

Juntan alimentos para llevar a escuelas del monte santiagueño

“Hay nenes que caminan hasta 15 kilómetros para ir al colegio”, aseguró uno de los organizadores del viaje. La ayuda es para unos 100 niños que asisten a tres establecimientos

Con la premisa de seguir ayudando a los que menos tienen, el grupo local “Ni tan cerca, ni tan lejos” volverá a viajar el próximo 16 de junio al monte santiagueño para llevar alimentos y otras donaciones a tres escuelas emplazadas en zonas de difícil acceso.

En diálogo con este medio, Gastón Rodríguez, integrante del movimiento solidario, comentó que este año se organizó un show musical para reforzar la colecta y así poder llevar una mayor cantidad de productos a los menores que asisten a diario a los establecimientos educativos.

Según comentó, el espectáculo se desarrollará el próximo domingo 9 de junio a las 14.30 horas en el Teatrino del Subnivel. La entrada consiste en llevar un alimento no perecedero.

El evento contará con la participación de los músicos Josué Cordero, Santiago Fiuri y Christian Destefanis y los grupos Kallpa Folk, Nativo Poder y Hacemos Musi. En tanto, animando el inicio de la jornada estará el Payaso Pururú.

Diez años ayudando

Rodríguez contó que el viaje que realizarán la próxima semana será el octavo del grupo solidario, que ya lleva 10 años ayudando tanto a comedores y merenderos locales como a familias de otros puntos del país.

En esta ocasión, volverán a visitar las escuelas Fanny Paola Remedi, La Centella y Nueva Lema, establecimientos que reciben a más de 100 niños y niñas.

“Los chicos de este lugar no tienen conectividad, ni luz, ni agua potable y el médico les queda a 50 kilómetros. Hay nenes que caminan hasta 15 kilómetros por tierra para ir al colegio. La situación es bastante complicada”, sostuvo.

Y agregó:“La escuela en este lugar es el núcleo social de la zona, y los niños tienen dos comidas, una a la mañana y el almuerzo al mediodía”.

Sobre la zona que visitarán, dijo que se encuentra dentro del Departamento Salavina, a unos 60 kilómetros de la localidad de Pinto, en pleno monte santiagueño.

Rodríguez contó que años atrás el grupo villamariense también viajó a Jujuy, a un pueblo que está ubicado casi al límite con Bolivia. “Nos dijeron que es el último lugar antes de la precordillera. Fuimos a un colegio al que asisten 11 niños. Ellos se quedan en la escuela toda la semana y son cuidados por los docentes. Fue una experiencia muy linda”, precisó.