Provinciales | alimentos | Precios | Inflación

Los alimentos tuvieron un alza del 93,2 por ciento en lo que va del año

El Centro de Almaceneros de Córdoba reveló que en octubre la canasta básica volvió a subir por encima del promedio de precios: fue 7,8% frente al 6,6% de inflación. Para no ser indigente, un hogar tipo necesita $74 mil

La escalada de precios no detiene su ritmo. Desde mediados de año trepó un escalón y se sostiene a una velocidad crucero por encima del 6% mensual, y octubre no fue la excepción. Según el Centro de Almaceneros de la provincia, durante el mes pasado los alimentos treparon 7,8% frente al 6,6% del promedio general de precios.

De esta manera, el rubro más sensible, que marca la línea de la indigencia, mostró un alza del 93,2% en los primeros 10 meses del 2022 y un 104,2% en el último año. Por eso, comparado con noviembre de 2021, fue necesario una mejora de los ingresos de 37.698 pesos para comprar los mismos alimentos de entonces.

Pero además, el 7,8% es el tercer registro más alto de los últimos 12 períodos: sólo superado por julio (10,9%) y marzo (9,7%).

De acuerdo al informe realizado en toda la provincia, otra vez el rubro con mayores incrementos fue indumentaria y calzado con el 11,5%. En segundo lugar, la Salud Privada, con el 9,6%. Cerró el podio Bebidas Alcohólicas y Tabaco, con el 9,5%.

Rezagados

La escalada de precios está dejando a los ingresos de gran parte de la población retrasados, por eso la porción de consumidores que necesitan alguna ayuda estatal para adquirir los alimentos sigue escalando y llegó ya al 72,3%. Apenas el 27,7% de los consultados por el Centro de Almaceneros dijo que pudo afrontar el costo con recursos propios.

Otro indicador de la pérdida del poder de compra está dado por el uso de medios de financiación para la compra de los alimentos. El 45% admitió que echó mano a las tarjetas de crédito, mientras que un 30,8% lo hizo al fiado en un comercio de cercanía. El 4,8%, pidió dinero prestado.

De todos modos, el 58% de los cordobeses dijo que no pudo hacer frente a la totalidad de los gastos corrientes que tiene a lo largo del mes. En tanto que el 62% admitió que tuvo que recurrir a ahorros para cumplir los compromisos mensuales, mientras que un cuarto de los consultados dijo que recurrió a préstamos de familiares o amigos. El 14% fue a los bancos, financieras o prestamistas. Sin embargo, el 51% destacó que está en mora con alguna obligación.