Provinciales | alimentos | familia | pesos

Se disparó la inflación en Córdoba:  alcanzó el 7,84 por ciento en julio

El Departamento de Estadísticas del Centro de Almaceneros de la provincia difundió el índice del mes pasado, que como decían todos los pronósticos se ubicó cerca del 8%. Los alimentos, aún peor: aumentaron el 10,98% y acumulan casi el 58% este año

Julio fue catastrófico para los precios y los bolsillos. Después de la salida de MartínGuzmán del Ministerio de Economía, el proceso inflacionario se aceleró notablemente. Ahora, el primer índice de inflación que se conoce es cordobés:según el Departamento de Estadísticas y Tendencias del Centro de Almaceneros y Comerciantes Minoristas de la Provincia, en el mes que acaba de terminar el costo de vida en Córdoba se incrementó un 7,84 por ciento, una cifra que representa el pico de un año que ya venía complicado en lo relativo a los precios.

Así, con el 7,84 por ciento de julio, en los primeros siete meses del año se acumuló una inflación del 44,70 por ciento. En los últimos 12 meses, el índice llegó al 68,87 por ciento y la proyección para todo el 2022 alcanza ya el 82 por ciento.

Con esos números, una familia de cuatro integrantes necesitó en julio ingresos por 119.219 pesos para no caer en la pobreza. La canasta básica total aumentó en 48.612 pesos en los últimos 12 meses y sólo en julio se necesitaron 8.667 pesos más para comprar lo mismo que se podía adquirir en junio. Los principales incrementos se dieron en el rubro Esparcimiento y Cultura, que subió un 11,35 por ciento, en Alimentos y Bebidas, con un alza del 10,98 por ciento, y en Indumentaria y Calzado, que registró aumentos promedio del 10,40 por ciento.

El panorama más grave se produjo, nuevamente, en Alimentos y Bebidas. Con el 10,98 por ciento de julio, la suba acumulada en el año ya es del 57,90 por ciento, 13 puntos por encima de la inflación general. El aumento interanual en alimentos ya llega al 78,91 por ciento. En julio, una familia necesitó 60.369 pesos para no caer en la indigencia.

En 12 meses, se necesitaron 26.625 pesos más por mes para alimentar a una familia de cuatro miembros y sólo en julio una familia necesitó casi 6 mil pesos más para comer que durante junio.

“Nada de lo realizado hasta hoy por el gobierno nacional surtió efecto para detener ni un ápice la feroz escalada inflacionaria. Los alimentos esenciales, encolumnados detrás de los commodities alimenticios, cuyo precio se ajusta indefectiblemente al valor paralelo del dólar blue, tuvieron en julio otra suba récord en promedio del 15,38 por ciento, lo que ocasionó un incremento del 10,98 por ciento en la canasta alimentaria”, indicó Germán Romero, director general del Centro de Almaceneros de Córdoba.

Faltantes

Los almaceneros de la provincia señalan además que la situación los está afectando seriamente como comerciantes. “A la considerable pérdida del poder adquisitivo de los consumidores, se suma la insuficiencia de mercadería, motivos más que suficientes para que al comercio argentino le sea prácticamente imposible desarrollar su actividad habitual. El resultado está a la vista:una caída del 8,33% en las ventas de alimentos”, señaló Romero.