Villa María | alumnos | barrio | Brote

Con la nueva sala, el jardín de barrio La Calera podrá duplicar su matrícula

Pablo Rosso recorrió las instalaciones del centro de promoción familiar "María Ida Álvarez" acompañado de funcionarios. Ante PUNTAL VILLA MARÍA, dijo que una vez abierto podrá recibir a noventa niños y niñas

El Centro de Promoción Familiar “María Ida Álvarez” de barrio La Calera muestra una imagen más pintoresca desde que cuenta con el nuevo salón de usos múltiples (SUM), espacio que fue visitado ayer por el intendente de esta ciudad, Pablo Rosso, y parte del equipo de gestión.

El esquema modular que se anexó al edificio de calles Arenales y José Rucci es el fruto de un convenio que firmaron semanas atrás el Municipio y la Secretaría de Obras Públicas de la Nación.

Según lo expresado por Rosso a PUNTAL VILLA MARÍA, la sala que tomó forma en aproximadamente 72 horas, está compuesta por una serie de módulos que serán muy útiles para el ámbito de la educación.

Vale mencionar que las estructuras llegaron a esta ciudad hace apenas 10 días, enviados desde la Secretaría de Obras Públicas. Las mismas cuentan con aberturas, instalaciones, pisos y todo lo necesario para hacerlas habitables y funcionales. El Municipio, a través de la Secretaría de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, llevó adelante la platea sobre la que se asentaron, además de la unión de fuelle con la construcción original del jardín municipal.

El intendente señaló que el SUM podrá ser aprovechado por los docentes y alumnos del jardín maternal que hoy se encuentra en dicho centro, como también por los adultos mayores que asisten a los programas de terminalidad escolar que brinda la Municipalidad.

La estructura que en total ocupa una superficie de 90 metros cuadrados puede subdividirse y dar lugar a tres salas. “Estos métodos tienen muchas ventajas desde lo constructivo”, reflejó el funcionario.

Una vez que la actividad educativa presencial retorne tras el parate que sufrió por el brote de coronavirus, la matrícula podrá duplicarse y pasar a recibir noventa niños y niñas. Cabe destacar que actualmente los menores que asisten son 48.

Del recorrido de ayer participaron también el jefe de Gabinete, Héctor Muñoz; el secretario de Educación, Cultura y Promoción de la Ciencia, Rafael Sachetto; su par de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, Omar Regueira; la titular de Inclusión Social y Territorio, Celeste Curetti; la subsecretaria de Educación Inicial, Mariela Pajón; la directora de MuniCerca 4, Carolina Fissore; la presidenta del centro vecinal, Marisa Sánchez; y docentes del espacio educativo.

Otros frentes

Rosso destacó también que en las próximas semanas iniciará la construcción de un playón deportivo en barrio Las Acacias, obra incluida en los convenios firmados con la cartera nacional y que también estará vinculada al Centro de Promoción Familiar existente en el sector. Posteriormente, se llevarán adelante similares instalaciones en barrio Belgrano, en inmediaciones del Hospital Regional Pasteur.

El intendente se refirió también a la obra que dará lugar al nuevo Salón de los Deportes, ubicada en un terreno que pertenece a la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) .

“Esa obra ya estaría entrando en los últimos 60 días. La semana próxima estarán los miembros de la comisión visitando y verificando los avances y el cumplimiento de lo que se especificó en pliegos”, afirmó.

El Mercado Colón, desarrollo que tomará la posta del viejo Salón de los Deportes, también avanza en medio de la pandemia.

“Estamos generando con el grupo de inversores la autorización provisoria para ya ir tomando posicionamiento en el viejo salón”, indicó Rosso y agregó: “La empresa constructora realizará las primeras mediciones, implantaciones y planificaciones del inicio de esa obra, que también, en este contexto que estamos viviendo, va a generar en Villa María y en la región una convocatoria que permitirá mover un poco más la economía”.

Acerca de este último desarrollo, Rosso destacó que iniciarán las autorizaciones para que en 10 o 15 días esté en marcha.

Lo que se lee ahora