Deportes | Ameghino | club | equipo

Pablo Castro: "Es momento de hacer una reevaluación para ver cómo seguimos"

El histórico entrenador de Ameghino se refirió al alejamiento del director deportivo del club, Pablo Giraudo. Sostuvo que lo sorprendió la decisión, pero lo apoya. "La estructura de profesionales va a disminuir", dijo

Horas convulsionadas en el mundo Ameghino. La decisión de Pablo Giraudo, director del proyecto deportivo de la institución, de dar un paso al costado o alejarse por el momento, sorprendió a propios y extraños.

El León cumplió con una campaña histórica para el deporte de Villa María, se instaló en las semifinales de la Liga Argentina de Básquet (segunda a nivel nacional), pero por la falta de apoyo económico se quedó, por el momento, con el gran objetivo del ascenso trunco.

Pablo Castro ha sido uno de los motores en el crecimiento del club. En el 2010 se hizo cargo de un equipo que acababa de ascender a la Liga Provincial A. Pero también de categorías menores, con el objetivo de empezar a dar un orden y organizar a los Leones desde las bases. Mirando hacia atrás, se destaca el hecho de que llevó a Ameghino a ser campeón de la competencia provincial, ascendiendo al Torneo Federal, sostuvo al equipo ahí con campañas que se mejoraron temporada tras temporada, y logró asentar al club de calle San Juan en la competitiva y siempre difícil Liga Argentina.

En diálogo con Puntal Villa María, el entrenador dijo: “La decisión de Pablo (Giraudo)me sorprendió. Hace 10 años que estoy trabajando en Ameghino, durante ese tiempo fuimos forjando una amistad y dentro de esa relación no es agradable ver a alguien querido en un lugar donde no está cómodo. El club es para disfrutarlo como lo hizo durante tanto tiempo y si ahora no lo siente como tal, hay que respetar su decisión”.

-¿Imaginaba este desenlace?

-No imaginaba la decisión de Pablo (Giraudo), pero se cansó, es un agotamiento de buscar fuerzas constantemente para tomar impulso y volver a buscar objetivos pero esta vez está firme. Hay que respetar las decisiones. Hay que entender que más allá de lo deportivo está el ser humano y él necesitaba un respiro, desde mi lugar lo apoyo.

-¿Cómo han sido estas horas luego del alejamiento de Giraudo?

-En el club nos estamos planteando y analizando cómo hacer para que todo el crecimiento siga de igual manera. No es el mismo club que hace 10 años. Será importante como se actúa de ahora en más para que no se caiga la estructura que tan bien estuvo hasta el momento. Es todo muy fresco, quizá llegará el momento para nuevos dirigentes, otras personas. Desde mi lugar voy a estar donde el club me necesite. Si tengo que comenzar de las bases, se hará. Pero con la confianza que ese inicio no va a ser como una década atrás.

-¿Va a continuar en el club y en el proyecto?

-Estuve reunido con el mánager Pablo Tosal sobre el futuro y todo es prematuro. Aportaré desde donde el club lo necesite.

En declaraciones a este medio Giraudo hizo hincapié en la falta de apoyo económico. ¿Qué análisis hace usted de cómo se dieron las cosas en ese aspecto?

-Todo lo bueno que se hizo deportivamente faltó trasladarlo en apoyo economico desde afuera del club. Ese punto no logramos hacerlo. Es contradictorio porque con el tema de la pandemia y las charlas virtuales nos han llamado desde distintas partes del mundo para conectar con Ameghino. Además el club es reconocido en todo el país por la seriedad del trabajo y su crecimiento. Jugadores, entrenadores y todo el mundo básquet siempre llenó de elogios a la institución pero todo eso no se tradujo en dinero para estar a la altura sobre todo en momentos finales.

Castro además agrega: “Está claro que cada actor tiene sus obligaciones y la pandemia como contexto habrá sido parte de las prioridades en un montón de personas, pero en el mientras tanto, seguimos jugando en la elite y no llegamos como club a conseguir ese apoyo tan necesario”.

-¿Considera que esta temporada fue el mejor equipo que formó en cuanto a nombres?

-Seguramente en nombres este fue el plantel que más jerarquía tenía, a medida que fueron pasando los años fuimos creciendo en el nivel del equipo y esta temporada habíamos armado un gran equipo.

-¿Qué sensación le quedó tras la eliminación ante Unión de Santa Fe?

-La sensación es agridulce porque logramos algo histórico en una instancia donde jamas se había llegado, pero por otra parte creemos que podíamos llegar un escalón más. Seguramente con el tiempo le daremos valor. Fue una muy buena temporada.

El futuro del León

Sobre cómo será lo inmediato de Ameghino, el entrenador fue cauto aunque la mayoría de los profesionales han dejado la ciudad y otros lo están haciendo en las próximas horas. Son jugadores libres.

“Ahora es momento de hacer una reevaluación de cómo vamos a seguir y con qué apoyo económico vamos a contar. Por lo pronto vamos a volver a los entrenamientos el 2 de agosto con jugadores sub 23 que pertenecen al club y donde muchos de ellos han tenido minutos y han rendido muy bien, otros tendrán sus primeras experiencias. Son 22 jugadores aproximadamente que estarán a disposición.

-¿Qué va a suceder con el proyecto Ameghino?

-La idea es sostener el proyecto, pero también tenemos que ser realistas, la estructura de profesionales va a disminuir y habrá que pensar en otro Ameghino apostando por las formativas que tan bien han trabajado durante estos años.

-¿Le gustaría que se quede algún jugador del plantel para guiar a los jóvenes?

-Me gustaría que se quedaran 2 o tres jugadores para marcar el camino de los chicos, pero seguramente van a tener ofertas muy tentadoras y si se quedan es por sentido de pertenencia o amor al club.

Comienza una nueva etapa para Ameghino, con nuevos objetivos y el desafío por mantenerse en lo alto como en el último tiempo.

Lo que se lee ahora