Villa María | amenazas | Verónica Vilches | Hija

La madre de Agustina Cuzcueta denuncia que son "constantes" las amenazas que recibe por redes sociales

Verónica Vilches le envió una carta al intendente contándole el caso de su hija, quien casi pierde la vida al ser atacada con un fierro. La agresión tuvo lugar hace dos meses en barrio Carlos Pellegrini

Verónica Vilches, la madre de Agustina Cuzcueta, la joven de 16 años que fue emboscada y atacada con un fierro cuando iba en moto hace casi dos meses, puso a disposición de esta redacción una carta que le envió al intendente Martín Gill contándole el caso.

En el comunicado, la mujer detalla cómo se dieron los hechos que luego desencadenaron en la internación de su hija.

“En la calle Intendente Peña e Intendente Ibáñez, mi hija y amigos de ella fueron sorprendidos por una lluvia de elementos pesados (partes de camión). Uno de los elementos impactó sobre la cabeza de Agustina, el cual tiene un peso de 10 a 15 kilos (le rompieron su cabeza). Quedó tirada en la vía pública inconsciente y recibió la ayuda de sus compañeros y vecinos, que llamaron a los bomberos y policías mientras los 3 partícipes escaparon a esconderse”, se lee en la carta.

En el comunicado, Vilches precisa cuáles fueron las heridas que se llevó la joven tras aquel violento episodio. “El diagnóstico del médico neurocirujano Marcelo Olivero fue ‘hueso frontal con quebradura expuesta, hundimiento de cráneo y rotura de membrana protectora del cerebro”, destacó.

Además, relató que “los huesos estallados se clavaron en el cerebro y perdió masa encefálica. Fue un golpe mortal e intencional, tiraron a matar, casi le robaron su vida”.

Conflicto

En otra parte del escrito, Vilches puso en conocimiento del intendente los nombres de los chicos que están acusados e imputados por el hecho.

También aprovechó la situación para hacer pública la conducta de una mujer que vive en su mismo barrio, el San Martín, y que integraba una de las listas que se postularon para presidir el Centro Vecinal.

Sobre esa persona, dijo: “Tuvo el descaro de publicar y comentar por redes sociales y querer minimizar la gravedad de la salud de mi hija, refiriéndose de modos inapropiados, burlas y comentarios impertinentes sobre una adolescente de 16 años que estaba al borde de la muerte”.

Al finalizar, reconoció que son constantes las amenazas que ella y su familia reciben a través de las redes sociales. Según indicó, hay personas que, utilizando cuentas de Facebook e Instagram falsas, vuelcan insultos hacia su persona.