Policiales | barrio | juicio | personas

Intento de homicidio en barrio Roque Sáenz Peña: esta tarde se reanuda el juicio

Juzgan en Tribunales a tres jóvenes por el escopetazo que recibió Agustín Chacoma en 2018. Hoy comparecerán más testigos. La sentencia se espera para mañana

Esta tarde, en la planta baja de Tribunales de Villa María, se reanuda el juicio por el intento de homicidio de Agustín Chacoma, hecho que acaparó la atención de la ciudad en septiembre de 2018.

Desde el penal de Río Cuarto y desde la cárcel de barrio Belgrano seguirán las alternativas de la audiencia por teleconferencia los tres acusados: Franco Nicolás Romero, Lucas Moreno y Nazareno Yair Alvarez.

La imputación que les pesa es “homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas, agravado por el uso de arma de guerra, en grado de tentativa”.

¿Qué pasó en el día 1?

En el primer capítulo del juicio, llevado a cabo este martes, se realizaron los alegatos de apertura. Ante los doce jurados populares y parte del Tribunal (Félix Martínez y Edith Lezama participaron presencialmente del juicio, mientras que la vocal Eve Flores lo hizo bajo la modalidad virtual), hablaron el fiscal de Cámara, Francisco Marquez, y los abogados defensores de los imputados: Gastón Nicola (en representación de Moreno), Daniel Volpe (asesoró a Romero) y Joaquín Gonzalez (defiende a Alvarez).

A continuación, se les tomó declaración a dos de los acusados, quienes optaron por hablar ante el Tribunal. El tercer acusado solamente respondió a la enumeración de sus datos personales.

El primer día de audiencia terminó con la declaración de dos testigos. Por un lado habló la víctima del episodio, Agustín Chacoma, y por otro, la madre del joven.

Ante los presentes, Chacoma recreó lo poco que recordaba: el encuentro con los tres acusados, el disparo y su estadía en el Pasteur, lugar donde volvió en sí.

Su mamá, en cambio, dio cuenta de las secuelas que tuvo Agustín tras salir del nosocomio.

Fuentes consultadas por PUNTAL VILLA MARÍA indicaron que hoy jueves, a los fines de esclarecer lo ocurrido, comparecerán más personas.

“Cada declaración puede generar variaciones en la estrategia de la defensa, por eso es importante que los hechos sean relatados a su debido tiempo, sin apurar el proceso”, manifestó ante este matutino el abogado Joaquín González.

A partir de las 15, se les tomará declaración a otras siete personas. “Seguramente, el juicio termine el viernes”, afirmaron sobre los tiempos de la audiencia.

El viernes, tras los alegatos del fiscal de Cámara, y una vez que hayan comparecido todos los abogados defensores, habrá un cuarto intermedio, y finalmente, la sentencia. El rol del jurado popular será crucial a la hora de definir la suerte de los imputados.

Intento de homicidio

El hecho se registró en septiembre de 2018 en la intersección de las calles José Ignacio Rucci y Teniente Ibáñez, en el barrio Roque Sáenz Peña.

Allí, de acuerdo con lo que informó la Departamental General San Martín en su momento, los efectivos dialogaron con un vecino que relató lo que sucedió. Según contó, había cuatro sujetos parados en la esquina y, de pronto, se escuchó un disparo. Tras la detonación, observó cómo una de las personas caía al suelo y las tres restantes escapaban.

Como consecuencia del episodio, personal de la División Investigaciones realizó las averiguaciones correspondientes y logró establecer la identidad de los tres autores del hecho.

Así, en Colombia y Rawson de la barriada antes mencionada, detuvieron a Romero. Luego, en San Luis al 100, en el barrio La Floresta de Villa Nueva, se aprehendió a Moreno.

Por otra parte, se efectuaron, en forma simultánea, tres allanamientos. El primero de ellos se realizó en José Ignacio Rucci al 900, en el barrio Roque Sáenz Peña, y se secuestraron cartuchos de escopeta. Posteriormente, en Arenales al 400, del mismo barrio, el procedimiento arrojó resultado negativo. Y finalmente, en un domicilio ubicado en Agustín Tosco y Santa Fe, en el barrio San Nicolás, se arrestó a Álvarez.

A partir de los datos recolectados por los oficiales, se pudo saber que los detenidos escondieron el arma que utilizaron en un descampado que se localiza donde termina la calle Agustín Tosco.

De esta forma se desarrolló un rastrillaje y se secuestró una escopeta de caño y culata recortada, calibre 16.

A los días del hecho, Chacoma fue dado de alta del Hospital Regional Pasteur, donde estuvo internado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) con respirador.

El disparo le provocó un edema facial. Los perdigones se diseminaron en todo su cráneo. También sufrió daños en su columna y múltiples heridas perforativas en el hemisferio derecho y en la cara lateral derecha del cuello.

las más leídas