Villa María | barrio | vecinos | ambiente

Vecinos denuncian contaminación de agroquímicos en el Ramón Carrillo

Realizan denuncias desde el mes de julio y aseguran que en los últimos días se incrementó el olor en el barrio. Una residente explica que esta situación ya trajo complicaciones en la salud de algunas personas, como alergias

Vecinos del barrio Ramón Carrillo denuncian un hecho de contaminación en el aire por la utilización de agroquímicos para la fumigación de los campos que rodean el lugar.

“Estamos agotando instancias de esta manera y por eso decidimos recurrir a los medios, se sentía olor algunas veces en el verano cuando se abrían más las ventanas pero este año se empezó a sentir cada vez más seguido y hay vecinos que lo sienten más cerca y depende del viento”, manifestó Analía, vecina del barrio que dialogó con este medio.

En ese sentido la vecina explicó que llegaron a tener cada dos días olor dentro de las viviendas. “No sabemos de dónde viene ni qué es pero en el barrio hay ingenieros que aseguran que son agroquímicos, ya que tenemos campos alrededor y no es solo por nuestro barrio, sino por los demás barrios cercanos, como la Calera o el Hospital Regional Pasteur”.

Con respecto a las consecuencias que ocasiona este olor que se percibe en el barrio, Analía remarcó que hay personas con alergia y problemas respiratorios. “Con el área de Ambiente hablamos y trasladamos nuestra preocupación y estamos a la espera de buscar una solución a este problema”, indicó.

En esa línea, la mujer argumentó que es una situación para los residentes del vecindario están preocupados por esta situación que genera molestia. “No sabemos de dónde llegan los olores pero la verdad es que nunca encontramos nada, hay días que se siente entrada la madrugada y cuando se levanta el viento es inaguantable el olor adentro de las casas y tenemos la boca amarga de la cantidad de olor que hay, enfatizó la mujer.

“Ya no toleramos que haya agroquímicos y queremos que nos tomen como una zona urbana porque acá hay chicos que salen a jugar, personas grandes que la están pasando mal porque no pueden salir de la casa por este problema, es necesario poner un límite a esta situación desde este barrio nos manifestamos pero también hay otros barrios a los que les llega el olor”, dijo la vecina del barrio Ramón Carillo.

Denuncias

La problemática data desde el mes de julio, según explicó Analía, realizaron denuncias en el Municipio, puntualmente en la Secretaría de Ambiente. “Este problema está a la vista porque nos rodean campos y no pasa por analizar el aire, ya que estos espacios de campo no deberían dedicarse a la actividad agrícola y esos espacios deberían lotearse para evitar la utilización de los agroquímicos”.

En ese sentido, la mujer destacó: “Somos un grupo de vecinos que estamos expuestos a esta problemática de los agroquímicos, en total son cuatrocientas casas que se ven afectadas ante los olores”.

“No sabemos a dónde recurrir por esta situación y tenemos miedo por los problemas que traerían a largo plazo y sabemos que es grave porque los campos siguen trabajando y ya hay vecinos que padecen bronquitis y otras molestias, como irritación en la vista”, señaló la vecina del barrio Ramón Carrillo.

Por último, la mujer recalcó: “Los vecinos pedimos que no se siga fumigando con agroquímicos en los campos lindantes al barrio Ramón Carrillo, ya que lo que está sucediendo es gravísimo para la salud”.

Acciones municipales

Ante la denuncia de los vecinos, PUNTAL VILLA MARÍA se comunicó con Germán Tissera, director del área de Ambiente del Municipio, quien explicó que están al tanto de la situación y que es un tema que también les preocupa.

“Lo que hemos hecho ante cada denuncia de los vecinos es ir y recorrer el barrio y la periferia del barrio en los sectores más cercanos que pueden tener producciones de ese tipo como algún sembradío”, dijo el funcionario municipal.

Y agregó: “Desde el Municipio otorgamos las recetas fitosanitarias, que son las recetas para realizar pulverizaciones de los campos en las épocas que lo necesitan, no hemos logrado tener el mismo día de la denuncia de los vecinos un campo haciendo eso, lo recorrimos y no lo hemos visto”.

Asimismo, Tissera dijo que desde el área se estima que la percepción de los vecinos en cuanto a olores de agroquímicos no tiene relación con este tipo de actividad, ya que no se ha podido comprobar en diferentes horarios del día.

“Es un sector muy puntual de reclamos, por eso también hicimos relevamiento del servicio de cloacas y pensamos que a lo mejor podía emanar de las bocas de tormentas, se han hecho patrullajes y también ha ido Seguridad Ciudadana al lugar”, explicó el secretario de Ambiente.

En esa línea remarcó que el único campo que se encuentra cerca del barrio es un tambo ubicado detrás de la Universidad Nacional de Villa María y el mismo tiene permanente actividad: “Hemos estado en ese tambo y hemos hecho inspecciones allí pero no se registró nada similar”.

“Hasta el día de hoy continúa siendo un misterio porque cuando los vecinos denuncian acudimos y no logramos encontrar el foco, estamos ocupándonos de eso”, culminó el funcionario.