Deportes | Básquetbol | Unión Central | deporte

Un referente "gigante"

Omar Costa falleció a los 91 años. Marcó una época en el básquetbol local y se transformó en un emblema ineludible en la historia del Club Unión Central. Formó parte de un equipo de alto vuelo. Dejó un gran legado

Se fue un “gigante” del deporte de la ciudad, un referente ineludible del básquetbol y una persona muy reconocida en la sociedad.

Dejó de existir uno de los grandes referentes del básquetbol de Unión Central, que marcó una época gloriosa en una actividad que se empezaba a reforzar para quedarse.

Ayer se fue de este mundo Omar Costa. Tenía 91 años y no lograba cambiar el ritmo, girar, como lo hacía para sacar el gancho demoledor, que dejaba pagando al rival. Ya no tenía esa potencia para ganar todos los rebotes ni la efectividad para los libres, pero nunca le faltaron ni la felicidad que demostró en una cancha ni una pelota.

Ese gigante que formó parte de aquella época gloriosa del Aurinegro de calle Rucci tomó el rebote y se elevó para volcarla en el cielo, allí donde “Chuchi” lo esperaba.

Su altura y su inteligencia le permitieron a Omar en una época en la que no existían canchas de parqué (mosaicos) ni los aros de acrílico, ni de estructuras modernas.

Había que demostrar en rectángulos al aire libre toda la capacidad de saber jugar contra el viento y chocarse las sillas de lata era moneda corriente. Formó parte de un equipo de alto vuelo para la época, junto con su desaparecido hermano, “Chuchi” Costa, y varios “gigantes” en todo sentido muy recordados como Sánchez, Menard, “La Mechuda” Aráoz y “El Pollo” Barrionuevo, dejando un legado valioso en el deporte, en su familia y en el ámbito laboral.

Uno de sus mejores amigos siempre fue Delfor Menard, quien realizó su aporte y su esfuerzo para recordarlo con mucho cariño.

Rememoró que en esa época en la que jugó Omar el básquetbol se oficializó. “En 1946 comienza a jugarse al básquetbol en el club, aunque hubo que esperar hasta la temporada 1956/57 para lograr el primer campeonato local, en el que brillaron nombres que dejaron una marca imborrable en la entidad”. Entre ellos: Omar Costa, Delfor Menard, Luis Rissi, José María “Chuchi” Costa (hermano de Omar), Hugo Magnano, además de otros como Pizzo, Folces, Sánchez y Cuadros.

“Este equipo en 1957/58 se adjudicó el segundo título. En el torneo siguiente fueron subcampeones y en el 60/61 se obtuvo uno de los torneos más recordados. Luego de igualar la primera colocación con su gran rival de esos años, Rivadavia de Arroyo Cabral (se ganaron mutuamente durante el torneo, ambos de visitante), tuvieron que desempatar en la cancha de Sparta (por entonces ubicada en bulevar España y Catamarca, en barrio Ameghino)”. El partido fue vibrante y los aurinegros se quedaron con aquel título. Inolvidable.

Desde Unión Central se expresó en redes sociales: “Lamentamos profundamente comunicar el fallecimiento de Omar Costa, histórico ex jugador y entrañable miembro de la familia aurinegra. Una triste jornada para toda nuestra institución por la pérdida de uno de los miembros más queridos, quien representara siempre con tanto orgullo los colores de Unión, llevándolo incluso a ser destacado a nivel provincial”.

Acompañamos en el dolor a su familia. El deporte local agradece su legado “gigante”. Omar Costa se fue feliz, picando la pelota, y con “Chuchi” está volcándola en el cielo.

Lo que se lee ahora