Internacionales | Biden | electoral | putin

Reconocen la victoria de Biden los últimos líderes renuentes a hacerlo

Lo hicieron Putin, Bolsonaro y López Obrador, además del jefe republicano del Senado, Mitch McConnell

A un mes y medio de las elecciones en los Estados Unidos, el mandatario ruso, Vladimir Putin, y sus pares de México y Brasil, Andrés Manuel López Obrador y Jair Bolsonaro, felicitaron ayer a Joe Biden, luego de que el lunes el Colegio Electoral oficializara su victoria, que sigue siendo desconocida por el presidente Donald Trump.

La confirmación del Colegio Electoral no sólo fue el aval institucional que necesitaban los últimos tres líderes del G20 que aún no habían reconocido el resultado, sino también el dirigente republicano más poderoso del Congreso y un aliado clave de Trump en estos cuatro años, el jefe de la bancada mayoritaria Mitch McConnell.

"Nuestro país tiene oficialmente un presidente electo y una vicepresidenta electa. (...) Muchos de nosotros esperábamos que las elecciones presidenciales arrojaran un resultado diferente. Pero nuestro sistema de gobierno tiene los procesos para determinar quién prestará juramento el 20 de enero. El Colegio Electoral ha hablado. Quiero felicitar al presidente electo Joe Biden", aseguró McConnell.

Desde la noche de las elecciones, el 3 de noviembre pasado, Trump denuncia que se cometió fraude en al menos seis estados que terminaron siendo clave para la victoria de la fórmula Joe Biden-Kamala Harris.

Tanto los tribunales inferiores como la Corte Suprema rechazaron sus argumentos; sin embargo, el mandatario y candidato a la reelección insiste. Por eso, Putin y López Obrador habían aclarado que esperarían la definición del órgano encargado de elegir al presidente en Estados Unidos, el Colegio Electoral, antes de reaccionar.

"Por mi parte, estoy listo para una colaboración y para establecer contactos con usted", afirmó ayer Putin en un telegrama, informó el Kremlin en un comunicado.

Una de las promesas de campaña de Biden es que se relacionará con mayor firmeza con Rusia, luego de acusar a Trump de ser muy complaciente con Putin y abonar a las denuncias demócratas sobre un presunto complot entre el republicano y su par ruso durante la campaña de 2016.

El otro presidente que no quiso quedar en medio de la pulseada poselectoral estadounidense fue López Obrador.

"Le expreso mi reconocimiento por su postura a favor de los migrantes de México y del mundo, lo cual permitirá promover el desarrollo de las comunidades del sureste de México y de Centroamérica", dijo ayer el mandatario latinoamericano.

López Obrador, quien pese a la tensión bilateral logró forjar un sólido vínculo con Trump, le envió una carta a Biden, en la que subrayó la estrecha relación de México y Estados Unidos, que comparten cerca de 3.200 kilómetros de frontera común.

Desde Brasil, Bolsonaro no solo mantuvo una buena relación tanto con Trump como López Obrador, sino que es considerado como su principal aliado en la región, pero ayer también saludó a Biden a través de una nota transmitida por su Cancillería.

Biden, mientras tanto, se trasladó al estado de Georgia para hacer campaña a favor de los dos candidatos demócratas que disputarán en enero los balotajes que definirán si el próximo Senado tiene mayoría oficialista u opositora, y respecto de la actitud de Trump de desconocer su triunfo invitó a “pasar la página, como lo hemos hecho a lo largo de nuestra historia, para unirnos, para sanar".