Agro | Bolsa de Cereales de Buenos Aires |

Toma más impulso el trigo y la siembra de este año sería récord

La humedad en el suelo y los pronósticos meteorológicos llevaron a los productores a apostar por uno de los cereales insignia del país. Las estimaciones muestran un aumento del 1,5% en superficie: 100 mil hectáreas más

La siembra de trigo de la campaña 2020/21 crecerá 1,5% respecto al ciclo anterior hasta las 6,7 millones de hectárea, el área más grande de los últimos 19 años, según proyectó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

El incremento de 100.000 hectáreas respecto a la campaña 2019/20 se dará por las buenas condiciones climáticas previstas durante la ventana de siembra y una mejora en el relación insumo-producto.

De concretarse esa estimación, la siembra de trigo no solo será la más grande desde la campaña 2001/02, cuando alcanzó 7 millones de hectáreas, sino que también se ubicará 19,6% por encima del promedio de los últimos cinco ciclos previos.

Si bien todavía quedan algunas semanas para que se abra el período de siembra, la entidad bursátil porteña realizó un relevamiento en las distintas regiones que componen el territorio nacional agrícola y pudo estipular un aumento en la superficie que ocupará el cereal.

Según la BCBA, tras las últimas lluvias de marzo en el norte argentino, la expectativa de siembra "fue mejorando, marcando una clara tendencia hacia mantener el área del ciclo previo e incluso registrar leves expansiones".

Trigo Grafico.jpg
El informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires para la campaña de trigo.

El informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires para la campaña de trigo.

En cuanto a la región centro, el escenario más probable apuntaba a registrar leves incrementos de superficie, "aprovechando las favorables condiciones climáticas y apalancados por una buena relación insumo-producto".

"La incertidumbre económica también ejerce presión a la hora de la decisión de siembra y es por este motivo que no se prevén grandes expansiones de área", añadió el reporte.

En la parte sur, se prevé un aumento en del área sembrada con el cereal, pero en detrimento de la cebada.

Clima

Según el informe, para el invierno se reactivarían las precipitaciones, “siendo moderadamente abundantes en la mayor parte del área, a excepción del centrooeste del país, con irrupciones de masas de aire polar que se extenderían hasta septiembre”.

En la primavera el régimen “se movería dentro del rango normal, aunque conservando rasgos de inestabilidad, con precipitaciones abundantes sobre el centro y este de la región agrícola y con temperaturas nuevamente en ascenso, aunque con irrupciones de aire polar tardías hasta noviembre”.

Respecto a la situación económica, la entidad consideró el trigo es una de los granos que menos cayó en los mercados internacionales y que, por efecto de la pandemia de coronavirus, los principales productores y exportadores del cereal podrían cerrar los envíos al exterior, lo que que conllevaría a una mejora en los precios.

En el plano local, los precios del trigo se ubican un 1% por debajo de la campaña anterior, para el total del período de precampaña (marzo-abril-mayo), aunque se mantienen por encima del promedio de las últimas 5 campañas.

En este marco de menores precios recibidos por el productor, la "disminución del costo de ciertos insumos claves otorga una relación insumo-producto más favorable para el trigo, en comparación a las campañas previa", concluyó la entidad bursátil.