Policiales | Bomberos | zona | Río

Dramático y heroico rescate en la zona de las compuertas

Un hombre de 42 años, identificado como Matías Giuliani, quien se arrojó al río en una zona peligrosa y desde una altura prominente, debió ser asistido por personal de guardacostas y de Bomberos Voluntarios. Rápidamente, fue trasladado al Hospital Pasteur, donde fue diagnosticado con traumatismo de cráneo

Personal del equipo de guardacostas municipal y de la unidad de rescates acuáticos de Bomberos Voluntarios de Villa María debieron auxiliar heroicamente a un hombre de 42 años -identificado como Matías Giuliani-, que se arrojó al río desde el peligroso sector de las compuertas.

El accionar en conjunto finalizó tras largos minutos, con el herido siendo trasladado en carácter de urgencia al Hospital Regional Pasteur, donde fue diagnosticado con traumatismo de cráneo.

El dramático episodio, que tuvo en vilo a los vecinos y vecinas que se recreaban a la vera del río, ocurrió en la tarde de ayer, minutos antes de las 17.

Arduo trabajo

En la zona del accidente, intervinieron en un primer momento los bañeros Ángel Díaz y Benjamín Yatchesen, quienes velozmente se zambulleron al río para intentar auxiliar al hombre, quien según se pudo saber, vive en situación de calle.

Díaz fue el primero en introducirse al cauce del Ctalamochita. Al límite de sus fuerzas, y con la ayuda de Yatchesen, lograron ambos acercarse a la orilla y poner fuera de peligro a la persona que, a poco de ser sacada del agua, sufrió una convulsión.

Efectivos de Seguridad Ciudadana de Villa María dieron rápido aviso al cuartel de Bomberos. Una ambulancia y un equipo de la unidad de rescates acuáticos, junto con los propios guardacostas, trasladaron al hombre herido en un kayak hacia el parador conocido como la bajada de Entre Ríos, donde esperaba el vehículo que trasladó a Giuliani hacia el nosocomio de barrio Ramón Carrillo.

El riesgo corrido por los guardacostas y por bomberos fue mayúsculo, en razón de que las compuertas se encuentran abiertas, y toda la fuerza y caudal del río se concentra en ese lugar, generando un fuerte arrastre y una profundidad superior a los 4 metros.

Desde el Municipio, recalcaron la prohibición de bañarse en dicho sector.