Deportes | boxeo |

"Le arruinaron la carrera"

Leo Rivera señaló: "Juliana (Basualdo) metió los mejores golpes y más cantidad. No discuto el fallo, pero pasaron algunas cosas raras"

La derrota de Juliana Basualdo en el Club Unión Central ante Amalia Mazzarello dejó mucha tela para cortar. No debe perder su sueño.

El entrenador Leo Rivera tuvo la gentileza habitual y aportó declaraciones fuertes; en una, lamentó que “La Profeta” tenía una propuesta internacional (México) para combatir en diciembre y se cayó. “Le arruinaron la carrera. No discuto el fallo, pero yo la tenía arriba en las tarjetas. A mi entender, el que pega más y mejor debe ganar. Veníamos de sufrir un robo ante Florencia Juárez, que la privó de tener dos cinturones y ahora se nos cae una oportunidad internacional”.

Razones de peso

No disimuló su malestar, quizás porque Diego Perello hizo una buena pelea y la perdió muy ajustadamente, y lo mismo sucedió con Juliana Basualdo en el combate de fondo de la velada. “La verdad es que estoy con mucha bronca. Yo les pedí que cambiaran a un jurado, que nos jugó en contra. No les importó mi pedido, lo pusieron, nos falló en contra en las dos peleas, que fueron parejas, de hecho un jurado vio empate tanto en la pelea de Diego como en la de Juliana. No discuto su fallo, no pido ayuda, pero yo vi ganar a Juliana”.

Remarcó: “Me indigna porque arruinaron su carrera. No sé que interés tenían en hacerlo. Muy penoso. No sé cuál es el interés”.

En el quinto round, cuando Basualdo había remontado la pelea, sufrió un claro cabezazo, que sumado al corte recibido le quitó ritmo y detuvo su mejor momento. “Lo llamé al árbitro y tiene la obligación de acceder a mi pedido. No me tenía que dar la razón, pero le estoy reclamando algo, un cabezazo y me ignoró. Todo muy raro”.

Señaló que “después de ese cabezazo, la pelea fue otra. Pero igual estoy convencido de que Juliana metió más y mejores golpes que Amalia. No entiendo. Fue la que más pegó y la vieron perder”.

Rescató: “No nos sorprendió que Mazzarello tomara la iniciativa y fuera a buscar a Juliana. Se notó que era lo que queríamos, poder contragolpear. Se caía de maduro que alguna mano dura Juliana podía recibir, pero fueron más duras, en cantidad y calidad, las que metió Juliana. Ya está”.

Apuntó: “La vi más entera que a Mazzarello al final. Llegó bien al último round, le sobró para descargar todo lo que le quedaba buscando el nocaut y ganó claramente el último asalto. No entiendo”.

Por último, dijo: “En diciembre tenía una pelea internacional. Le cortaron los brazos, porque era cumplir el sueño de la casa propia. Tello lo había anunciado. Se cayó. Veníamos de un robo con Juárez y ahora se sintió ganadora”.