Nacionales | Buenos Aires | Transporte | provincia

Más controles y refuerzo del trabajo en las villas, nueva etapa de la cuarentena en el AMBA

Esas son dos de las principales medidas que aplicarán los gobiernos de Rodríguez Larreta y de Kicillof al menos en las próximas dos semanas.

Más controles en el área metropolitana, refuerzo del trabajo estatal en los barrios vulnerables y nuevos permisos de circulación serán los ejes protagonistas de la próxima etapa de la cuarentena en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires por -al menos- las siguientes dos semanas.

El anuncio que tendrá lugar hoy por la tarde -en horario a confirmar- en la quinta de Olivos incluirá estos tres puntos, que el gobierno nacional ya acordó con Buenos Aires y la Capital Federal.

El presidente Alberto Fernández brindará los detalles, pero ya se conoció que no habrá nuevas aperturas de actividades comerciales en la zona metropolitana y que la atención estará puesta en el transporte y la atención de los barrios más humildes.

Para intentar que la curva de contagios se desacelere en las villas, se reforzará la presencia estatal para mejorar y ampliar la pronta detección, a partir de testeos y con mayor ayuda alimentaria, a fin de que se pueda cumplir la cuarentena.

En cuanto al nuevo permiso de circulación, el ministro de Transporte, Mario Meoni, adelantó este viernes que ya se trabaja para el reempadronamiento de los exceptuados y de los trabajadores de sectores esenciales.

"Vamos a unificar criterios y tener una habilitación única", explicó el funcionario nacional.

Todos tienen permiso

Al respecto, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, sostuvo que el problema actual con los permisos es que la mayoría lo tiene y las fuerzas de seguridad no pueden impedirles el paso.

"El control (en los accesos) hoy es fuerte, el tema es que la inmensa mayoría tiene permiso. Lo que hay que hacer es reestudiar esos permisos", ejemplificó Santilli.

Según datos oficiales del Ministerio de Transporte, este jueves la circulación de pasajeros en el AMBA fue del 24%.

Fueron 997.717 los usuarios que utilizaron trenes, subtes y colectivos en el Área Metropolitana de Buenos Aires para trasladarse, una cifra que representa una reducción del 76% frente a los 4.242.450 de pasajeros que en promedio utilizaban el transporte público en los días hábiles previos al aislamiento social preventivo y obligatorio dictado por el gobierno nacional.

En lo que va de mayo, mes en el que se registró un aumento de las excepciones en la circulación otorgadas por el gobierno nacional, los porcentajes se mantienen en la misma línea.

Un 68% de los pasajeros viaja dentro del Gran Buenos Aires; un 19% lo está haciendo dentro de la ciudad; un 11%, desde la provincia hacia la ciudad; y un 2%, desde la Capital Federal hacia la provincia de Buenos Aires.

No más apertura

Por lo pronto, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, expresó que profundizarán las restricciones para movilidad en la ciudad de Buenos Aires, sobre todo en el transporte público, y remarcó que se intensificarán los controles en los barrios de emergencia.

"Es claramente evidente que no debemos progresar con las medidas de apertura, ni del lado de la provincia ni de la ciudad", manifestó Quirós durante una conferencia de prensa.

El titular de la cartera sanitaria porteña comentó que junto a la provincia de Buenos Aires coincidieron en que son muchos los permisos otorgados para que la gente pueda trasladarse.

"Lo segundo que hemos acordado entre todos es que la cantidad de permisos que tiene entregada el Área Metropolitana es demasiado alta", explicó.

Y agregó: "Sobre todo que hay que fortalecer y mejorar las estrategias de control de la circulación con permiso, haciendo mucho foco en que los únicos que tienen permiso absoluto para moverse con transporte público son las actividades esenciales.