Regionales | Buenos Aires | San Luis | Ruta

Viajaron a dedo 685 kilómetros y quedaron varados en Vizcacheras

Son 14 personas, entre adultos y niños, que dejaron Buenos Aires tras quedar sin trabajo. Buscan una oportunidad en San Luis, pero les niegan el ingreso. Desde hace 2 días duermen bajo un árbol a la vera de la ruta nacional N° 8.

Un grupo de 14 personas, entre mayores y niños, oriundas de Merlo (Buenos Aires), afectadas por la pandemia, perdieron sus fuentes de trabajo, llegó el momento en que no pudieron pagar más el alquiler de sus viviendas y se lanzaron a la aventura de llegar a la provincia de San Luis como sea.

Lo hicieron a pie, haciendo dedo, viajando en cualquier medio de locomoción y de este modo alcanzaron a llegar al límite de Córdoba con San Luis (paraje Vizcacheras), donde se les impidió el paso, supuestamente por no contar con la documentación habilitante.

Son dos matrimonios jóvenes que con sus hijos de muy corta edad debieron dormir debajo los árboles a la vera de la ruta 8 a la altura del kilómetro 695, a metros del arco que delimita las dos provincias.

Ayer Puntal los encontró en el lugar, soportando el fuerte viento norte que castigaba con dureza y anunciaba una noche de bajas temperaturas.

“Viajamos a Merlo (San Luis), donde nos aseguran un trabajo porque allá en Buenos Aires perdimos todo”, dice Jésica, una de las mujeres del grupo.

Cuesta sacarles muchos detalles. Solo Jésica y Mariano se animan a relatar el calvario que estaban pasando. Y en estas frías noches deben proteger a sus hijos bajo trozos de nylon para soportar el frío.

“Esperemos que mañana (por hoy) nos dejen pasar. Nos traen la orden provincial y cruzaremos a pie. Después el viaje lo haremos en un vehículo”, dijeron con esperanzas.

El grupo debió soportar de todo tanto en el viaje como en las tres últimas jornadas en las que durmieron a la intemperie. Con unos pocos bultos de ropa y escasísimas pertenencias confían en tener una oportunidad.

Ayuda de vecinos

“La gente de Chaján al enterarse nos han traído algunos comestibles. Principalmente para los chicos, lo que agradecemos. También camioneros que pasaron y nos vieron a la ida, ahora que pueden cruzar, de regreso nos ayudaron. Sólo esperamos llegar bien a Merlo para empezar una nueva vida”.

Tanto Jésica como Mariano cifran sus esperanzas de volver a empezar en tierras puntanas tan difíciles de alcanzar en estos tiempos en que los controles viales de parte de funcionarios de San Luis son tan estrictos. Traían algo de documentación pero no fue suficiente, expresaron.

El recorrido

El periplo desde Buenos Aires hasta el paraje Vizcacheras se inició en Merlo, al oeste de Buenos Aires, a la vera de la ruta 7. Traspusieron Junín, Rufino, Laboulaye y al llegar a Vicuña Mackenna, decidieron bajar hasta Holmberg por la ruta 35.

De allí retomaron la nacional 8 hasta pasar Chaján, donde estuvieron varados tres días. Dijeron desconocer que era más fácil y más cerca ingresar por La Punilla.

“Hoy podremos pasar. Nos aseguraron. Muchas gracias a los que nos han ayudado”, dijo finalmente Jésica con la esperanza de un nuevo porvenir pronto a iniciarse para todos.

Lo que se lee ahora