Provinciales |

Cáncer: "En la medida en la que podamos personalizar el tratamiento, la posibilidad de cura será mucho más cercana"

Lo aseguró el doctor Osvaldo Podhajcer, quien en los próximos días arribará a la ciudad para dar una conferencia

Antes de su llegada a Río Cuarto, el doctor Osvaldo Podhajcer, quien desde hace años lidera investigaciones sobre cáncer en el Laboratorio de Terapia Molecular y Celular de la Fundación Instituto Leloir, habló con Puntal sobre el estado actual de los estudios y señaló que, en la medida en la que se puedan personalizar los tratamientos, la posibilidad de cura será mucho más cercana.

En ese sentido, el especialista agregó que no todas las personas reaccionan de la misma manera a las técnicas que existen en la actualidad, por eso se apunta a un abordaje personalizado.

-¿Qué lo traerá a Río Cuarto?

-Mucha gente de Río Cuarto está al tanto del trabajo que está haciendo la organización Afulic en cuanto al apoyo a las actividades de nuestro grupo, desde hace 20 años. En ese marco, desde antes de la pandemia veníamos hablando con ellos y con la Universidad Nacional de Río Cuarto sobre la posibilidad de fortalecer los vínculos, por lo que definimos que un estudiante, seleccionado a través de los mecanismos que tiene la casa de altos estudios, pueda hacer el doctorado dentro del Instituto Leloir. Vino la pandemia y se hizo difícil incorporar gente por el tema del distanciamiento. Por eso, recién cuando el panorama sanitario fue cambiando, volvimos a conversar y avanzamos con la selección entre varios candidatos y candidatas. Uno de ellos fue seleccionado y el pasado 1° de septiembre arrancó su doctorado en nuestro laboratorio. Como la idea es seguir trabajando en conjunto, me invitaron a Río Cuarto para cerrar las Jornadas Científicas de la UNRC. Allí estaré con muchas ganas, con mucho gusto, como cada vez que toca visitar Río Cuarto.

-¿En qué consiste el doctorado que está cursando este estudiante de Río Cuarto?

-Es un doctorado que tiene que ver con lo que Afulic apoya históricamente que es el desarrollo de nuevas terapias para cáncer de colon. Nosotros veníamos trabajando sobre varios ejes y por la pandemia se paró. Pudimos recomenzar a principios de este año y la investigadora a cargo de este proyecto, la doctora Verónica López, relanzó todo y, con eso, iniciamos la búsqueda de este estudiante y empezamos a trabajar en uno de los proyectos sobre los que voy a hablar durante mi visita a Río Cuarto.

-Usted mencionó la pandemia, algo que nos condicionó la vida a todos. En el caso de ustedes, ¿de qué forma los impactó?

-Nos afectó igual que al resto de la sociedad desde el punto de vista de la pérdida de seres queridos y desde los contagios. Prácticamente todos los integrantes del grupo nos contagiamos. Mi esposa y yo, dos veces, una antes de estar vacunados y otra después. En el ámbito laboral, durante todo el 2020, Conicet y, por ende, las instituciones que dependen de él prohibieron trabajar a los investigadores en proyectos que no estuvieran relacionados con Covid. Conversando con un grupo privado, tomamos la decisión de empezar a hacer vacunas para Covid. Armamos un consorcio que incluyó al grupo del Centro de Medicina Comparada de la Universidad de Santa Fe, al Instituto Malbrán de Capital Federal, al Hospital Italiano y a algunas empresas. A partir de eso, infraestructura que antes no existía, hoy existen. Hemos recibido un apoyo económico para tener una pequeña planta de producción en nuestro instituto.

-¿Siguen con el tema Covid?

-Fue prioridad absoluta durante todo el 2020 y la mitad del 2021. De a poco, empezamos a retomar el tema del cáncer. Hoy, desde el punto de vista del trabajo de laboratorio, lo referido a Covid ya no es prioritario. Esto tiene que ver con que la vacuna se está produciendo a nivel clínico y la idea es arrancar con los ensayos clínicos más temprano que tarde. Desde el punto de vista de la investigación y la dedicación de los investigadores de mayor jerarquía dentro del grupo, (el Covid) ya no tiene la intensidad que tenía hasta hace aproximadamente unos 8 meses. Cuando terminamos de lograr una vacuna candidata que tuviera alguna protección cruzada contra diferentes variantes, cuando estuvimos conformes de que eso fuera realmente así, tomamos la decisión en conjunto con los grupos de inversión y el Estado de avanzar con un producto clínico, y eso ya sale del ámbito del Instituto Leloir, porque se trata de una etapa en la que entran a jugar otros actores.

-¿Se ha avanzado en tratamientos contra el cáncer?

-En los últimos tres o cuatro meses, el proyecto cáncer está funcionando a full, en un 99%. Dentro de cáncer, nosotros trabajamos en varios aspectos. Uno de ellos está más relacionado con terapias innovadoras, sobre las que se ha avanzado mucho en los últimos meses. De hecho, es posiblemente que de allí salga el primer medicamento candidato para ir a un ensayo clínico. Asimismo, tenemos otros proyectos que están menos avanzados. En los últimos meses hemos incorporado gente al grupo. Se ha sumado un investigador nuevo que trajo una plataforma de trabajo nueva que se va a complementar con lo que venimos haciendo. Por el lado de lo que es la medicina personalizada y genómica, venimos trabajando muy fuerte. Hace un par de meses hubo mucha difusión sobre trabajos que se publicaron que tienen que ver, justamente, con poder predecir las respuestas de pacientes con cáncer de mamas a los tratamientos actuales. Allí, observamos que no todos los pacientes responden del mismo modo, que uno puede dividir a las pacientes en diferentes grupos y, a partir de eso, predecir qué pacientes van a responder y cuáles no. Hay temas que tuvieron que esperar que pasara la pandemia y hay otros que están más avanzados. Lo que se necesitaba era hacer un estudio de análisis de información, como en el caso de este último, que se basó en incorporar datos a una nube, analizarlos vía informática y, a partir de eso, contar con la información para poder publicar el trabajo y tener esa información para que los médicos empiecen a usarla en la cotidianeidad. Más allá de que la sensación es que hubo casi una total dedicación al Covid durante mucho tiempo, en los hechos concretos, se avanzó todo lo que se pudo en el ámbito del cáncer. Y, cuando no se hizo, fue porque había restricciones concretas de parte de los organismos de ciencia y técnica. Cada vez que pudimos, avanzamos.

-Muchas personas se preguntan si es posible encontrar la cura para el cáncer, ¿qué respondería al respecto?

-No es una única enfermedad. No es lo mismo tratar un cáncer de mama que un cáncer de colon o de pulmón. Las terapias son diferentes y las respuestas de los pacientes también. Es decir, hay pacientes que responden bien a un cierto tipo de terapia y otros que no. Por eso es importante encontrar marcadores que permitan predecir la respuesta a los tratamientos, que es lo que comenté recién respecto al cáncer de mama. En la medida en que podamos personalizar el tratamiento o segmentar a los pacientes en función de marcadores que nos permitan predecir la respuesta, la posibilidad de una cura está mucho más cercana. En ciertos tipos de cáncer de mama, por ejemplo, los tratamientos están muy avanzados. Sin embargo, pensar en la cura de todo el cáncer de mama es un objetivo difícil de predecir que vaya a ocurrir en los próximos años. Hay uno de ellos, por ejemplo, que se lo conoce como triple negativo, que es el más agresivo y es el que, en general, no tiene una buena respuesta a los tratamientos actuales. Es importante segmentar a los pacientes en grupos específicos, hacer medicina personalizada, de modo tal que cada paciente reciba un tratamiento adecuado en el momento que corresponda. Eso es aplicable tanto a las terapias actuales como a las que están por venir. Si en dos años podemos llegar a iniciar un ensayo clínico con alguno de los medicamentos nuevos con los que estamos trabajando actualmente en los modelos animales, y pudiéramos predecir qué pacientes podrían responder, todo iría mucho más rápido.

La conferencia

El doctor Osvaldo Podhajcer brindará una conferencia en Río Cuarto que será el cierre de las III Jornadas de Difusión de Investigación y Extensión y las II Jornadas de Actividades en Exactas.

La disertación será el jueves 10 de noviembre a las 19 horas en el Salón Blanco de la Municipalidad.

Dicha actividad está organizada por la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Río Cuarto y Afulic.