Villa María | cine | espacio-incaa |

Espacio INCAA exhibirá hoy la comedia dramática: “Badur Hogar”

Es el segundo largometraje del salteño Rodrigo Moscoso. Otra de las propuestas audiovisuales del día es el filme “El hijo”

Una de las dos propuestas de Espacio INCAA Villa María para hoy es “Badur Hogar”. La cita es a las 21.30 en Sabattini 200. 

Se trata de la historia de Juan, salteño de 35 años y su encuentro con Luciana, una porteña avasallante. La comedia dramática refleja una serie de enredos mediados por la mentira, que remiten a las clásicas comedias pero con un grado de profundidad. Presenta la problemática del crecimiento de enfrentar la realidad.

La película se rodó en Salta y cuenta con las actuaciones de grandes actores de la provincia y la participación de los reconocidos Cástulo Guerra  y Bárbara Lombardo.

En el horario de las 18.30, se exhibirá hoy el largometrajes “El hijo”, en este espacio que depende de la Subsecretaría de Cultura y la Municipalidad local.

En dialogo con PUNTAL VILLA MARÍA el director y co-guionista de “Badur Hogar”, Rodrigo Moscoso, indicó: “En pocas palabras podría definirse como una comedia muy humana, que sigue muy de cerca a los personajes y a lo que les sucede”.

-¿De qué trata la película?

-Se trata del encuentro de dos personajes que están un poco perdidos en la vida. Uno de Salta, otra de Buenos Aires. Uno asentado y  otra que está de paso y no se sabe que va a hacer de su vida. A través de ellos contar el entorno de ambos. Es una comedia romántica en la que se puede apreciar a otros personajes secundarios que tienen bastante relevancia.

-Planteás un choque cultural entre el salteño Juan y la porteña Luciana, ¿cómo fue armar ese encuentro?

-Claramente entre el personaje de Juan, el lugareño salteño; y el de Luciana, la porteña que está de paso, había una gran diferencia en cuanto a ritmos. Pero sobre todo quise marcar la diferencia que tenían cada uno respecto al entorno. Juan, que vive con sus padres todavía en la ciudad en donde nació y creció, con 35 años sufre la serie de enredos y mentiras de una manera muy distinta a como las vive ella. De alguna manera ella al ser un poco inmune a la presión social le permite avanzar y hacer que el personaje de Juan también tenga su recorrido. Lo empuja a él.

-¿Podrías decir que el filme es de “humor melancólico”?

-Creo que el sabor final que te deja la película es el de una ‘comedia melancólica’. Pero a lo largo del filme va coqueteando y pasando por distintos estados. No sabés hacia donde te lleva la historia y que le va pasando a los personajes. Es bueno que no sea previsible una película para mantenerte atento.

-¿Qué cambió desde tu primer largometraje hasta “Badur Hogar”?

-Entre ‘Modelo 73”, que la filmé a los 25 años, y “Badur Hogar” que  la filmé a los 45, hay muchos cambios, sobre todo en la experiencia en rodajes de todos estos años. Por otro lado, son dos películas distintas, aunque hay muchos temas que comparten. Obsesiones o intereses míos de contar la historia de personajes que son perfectos, que están un poco perdidos y buscando algún tipo de verdad. Creo que eso se repite. Modelo era una comedia mucho más minimalista, y esta es una más dinámica.



Roque Guzmán.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas