Provinciales | ciudad de córdoba | Transportes |

En Córdoba sancionan a transportes que arrojan basura a cielo abierto

El Instituto de Protección Ambiental estableció que cada unidad de transporte privado debe contar con un GPS que permite el seguimiento en tiempo real. Se hace un monitoreo vía satelital. Ya se secuestraron siete camiones

Con el objetivo de evitar que los transportes privados de residuos arrojen desechos en los basurales a cielo abierto, el Concejo Deliberante de Córdoba capital aprobó la ordenanza 13.227 que faculta al Instituto de Protección Ambiental a crear un Registro Único de Transportistas de Residuos de la Ciudad (Rutcor) que fiscaliza y controla la trazabilidad de los camiones de todo tipo de residuos.

La normativa les exige a los transportistas inscribirse en el Rutcor para la habilitación del servicio de transporte de residuos e informar a la autoridad de aplicación el listado de clientes y cantidad de residuos transportados, así como acreditar la trazabilidad de los vehículos para lo cual tienen la obligación de incorporar a cada unidad un sistema de GPS.

Finalmente, los encargados de los vehículos deben hacer un curso de capacitación en materia ambiental, de género y de Economía Circular que se dicta en la Universidad Libre del Ambiente (ULA).

Cabe recordar que el IPA, a través de la Plataforma de Gestión Ambiental, realiza un control por monitoreo vía satelital de las tres empresas recolectoras de residuos domiciliarios.

Y pretende adecuar la misma dinámica a los transportistas privados. En este último sentido, desde mediados de agosto, el IPA en conjunto con la Policía de Tránsito lleva secuestrados siete camiones y tres contenedores que se encontraron en zonas prohibidas.

A ello se suma que los mismos tampoco contaban con la documentación habilitante ni la mínima para transitar.

Cabe destacar que estos residuos son depositados ilegalmente en macrobasurales que atentan contra la higiene urbana de nuestra ciudad, generando un pasivo ambiental a la ciudad. Es por ello, y en cumplimiento a los principios rectores del derecho ambiental, que el procedimiento no se agota en la sanción y en su secuestro precautorio, ya que la Patrulla Ambiental del IPA custodia los camiones hasta el centro de disposición final para la correcta disposición de los residuos y luego escolta a los vehículos hasta el depósito municipal, evitando así la circulación sin documentación adecuada.