Deportes | club | dos | Unión

Unión de Oncativo comienza a entrenar sin dos villamarienses

Sólo Lucas Giménez continuará en el "granate". Manzanares y Kranevitter no serán de la partida

Mientras Bell de Bell Ville decidió no participar, la situación de Unión de Oncativo está prácticamente resuelta, y el plantel comenzará a entrenar esta tarde.

Así lo confirmó el dirigente Leandro Cracco, quien manifestó que “tanto el COE local como el COE Regional tienen sentido común. Si la disciplina está autorizada a nivel nacional, inmediatamente se avala dicho protocolo y se otorga la autorización”.

Aclaró: “Obviamente que hemos presentado un protocolo con todas las medidas de sanidad y los cuidados que especifican desde la AFA. No vamos a arriesgar al club a una sanción ni a los jugadores a contagiarse”.

Dejó en claro que “la decisión del club se adoptó hace tiempo y no se varió por las reglamentaciones de la AFA, pero sí implementamos todos los pedidos y cumpliremos a rajatabla con todas las disposiciones”.

Estimó: “El costo económico es mayor de lo que pensamos y, siendo sinceros, considerábamos que sería menor. Por ello, hemos solicitado a los jugadores una reducción del salario, que en algunos casos llega hasta a un 50%”.

Las altas y las bajas

Cracco manifestó con alegría que continuará la figura del equipo, pero lamentó las bajas de dos villamarienses.

“Hablamos de frente con todos y leS pedimos que vinieran a la charla que mantuvimos. Algunos, como Lucas Giménez, se disculparon porque por razones laborales la reunión presencial que mantuvimos ayer con los integrantes del plantel se hizo a una hora en la que no pudieron venir, pero nos alegró el gesto de Lucas, que nos hizo saber que estaba de acuerdo con continuar en las condiciones en las que le solicitamos”, sostuvo.

Agregó: “No habló conmigo Gastón (Kranevitter), pero le hizo saber a un dirigente del club que no podrá continuar por razones laborales. Me hubiese gustado poder dialogarlo con él, porque había dejado una gran imagen como futbolista y como persona, pero debió acercarse y abrir el diálogo para que no tuviera un final tan abrupto su paso por el club, que fue muy bueno en lo deportivo”.

Insistió: “De frente todo puede tener alguna solución, pero cuando se comunican las cosas por teléfono o por WhatssApp siempre quedan dudas que sería bueno despejar. También sabíamos que Joel Manzanares está en una situación diferente en cuanto a lo personal y en cuanto a lo laboral, con respecto a cuando se inició la pandemia, pero me hubiese gustado que también se presentara”.

Resaltó: “No está cerrado el diálogo con nadie, pero los tiempos se acaban. Hoy estoy pensando en buscar refuerzos porque se alejaron 3 piezas importantes del plantel, y mañana (por hoy) se reinician los entrenamientos. Se caminó por el club y se decidió que se realicen dos turnos, en las tres canchas de la institución, con ingresos por lugares diferenciados, para que no sean más de 8 en cada cancha, y se guarde el distanciamiento, más todas las medidas sanitarias que nos exigen”.

Destacó: “el regreso de Diego Nadaya fue una noticia muy esperada. Nos llenó de felicidad, porque si bien le pedimos que la pandemia no lo retirara del fútbol, fue él quien volvió al club y nos expresó su deseo de jugar estos dos meses como máximo en el torneo, y luego dar por finalizada su carrera deportiva. Habla bien de él como persona y como deportista. El club lo necesitaba, y volvió sin que lo fuéramos a buscar. No juega por la plata, juega por la gloria”.

Remarcó: “Cerraremos los refuerzos y el presupuesto. Los números son altos, pero estamos convencidos de que no complicaremos al club. Es imposible pagar hisopados, pero los testeos tienen otro valor. Unión participará”.