Internacionales | colombia | manifestacion | Terrorismo

Los colombianos salieron a las calles a decir “no al terrorismo”

Miles de ciudadanos también dieron su apoyo a la Policía Nacional, cuya escuela de cadetes en Bogotá fue objeto de un cruento atentado suicida la semana pasada

Miles de ciudadanos salieron ayer a las calles de Colombia para gritar “no al terrorismo” y apoyar a la Policía Nacional, la fuerza cuya escuela de cadetes sufrió la semana pasada un atentado que dejó 21 muertos y 68 heridos.

La mayoría de los hombres, mujeres y niños que marcharon en Bogotá y las principales ciudades del país eligieron vestirse con remeras blancas, algunos enfundados con la bandera nacional y con flores y globos blancos en las manos.

A la multitud que gritaba “no al terrorismo”, “yo quiero la paz” y “yo soy policía”, en el Parque Nacional de la capital, se sumaron el presidente Iván Duque y su familia.

Con el “corazón arrugado”

Tenemos el corazón arrugado, pero también tenemos el deseo de honrar a estos héroes, y honrar su memoria significa rechazar la violencia, rechazar el terrorismo y unirnos como país”, afirmó el jefe del Estado a la prensa.

Muchos de los manifestantes se acercaban a los oficiales que garantizaban la seguridad de la jornada y les ofrecían sus condolencias por la veintena de cadetes que falleció el jueves cuando un hombre, que el Gobierno sindicó como parte de la organización guerrillera Ejército de Liberación Nacional (ELN), hizo estallar un coche lleno de explosivos en una escuela de policía en el sur de la ciudad.

Una de las que saludó a los policías fue la vicepresidenta del país, Marta Lucía Ramírez, quien vestía una remera con la leyenda “Yo soy policía”.

Tras el atentado del jueves, el Gobierno acusó al ELN, dio por terminado el diálogo de paz que había iniciado en La Habana, rehabilitó las órdenes de captura contra los líderes de la organización guerrillera que encabezaban las negociaciones y advirtió a Cuba que ya no ve con buenos ojos la presencia del grupo armado en la isla.

El diálogo de paz estaba suspendido desde agosto pasado porque Duque le reclamaba al ELN que liberara a todos los secuestrados que tenía. Sin embargo, y pese a los pedidos de parte de la oposición y de la exorganización guerrillera Farc, el Presidente decidió terminar las negociaciones de manera definitiva.

La manifestación de ayer en las calles colombianas parecía respaldar esta decisión.

“No queremos más héroes caídos. Policía Nacional, Colombia está contigo”, “ELN asesinos” y “diálogos con condiciones” eran algunas de las consignas que se podían leer en las pancartas que portaban los manifestantes, que incluían muchos policías y militares retirados, algunos de ellos con prótesis ortopédicas por haber sido víctimas de minas antipersonales.

Las marchas, que se replicaron en ciudades como Medellín, Cali, Barranquilla, Sincelejo, Valledupar, Riohacha, Bucaramanga, Ibagüé, Neiva, Cúcuta, Santa Marta y Cartagena, también tuvieron eco en las redes sociales.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas