Deportes | Colón | Giraudo | gente

"El hincha es muy pasional"

"Mono" Giraudo remarcó que "no sobra nada en Colón, todo cuesta el doble, pero la gente no lo deja caer y el jugador siente la camiseta"

Explica Julio Giraudo que “vivir en La Palestina te hace saber que hay que el RG debe volver al fútbol. Pero les cuesta a pueblos como Las Perdices, Ticino, Tío Pujio que son más grandes y tienen empresas importantes, a nosotros que somos 500 nos cuesta mucho más”.

Sostuvo que “la gente apoya y acompaña a Ricardo Gutiérrez, pero somos pocos. La rivalidad con Ticino y Pasco ayuda, pero es una rivalidad que termina en los 90’, porque comen choripanes juntos en el entretiempo”.

Comparó la situación con “Colón donde la historia ayuda, porque la gente está acostumbrada a colaborar para que el club vaya al frente a pelear todos los títulos. No sobra nada, pero el hincha de Colón es muy pasional, y no lo deja caer al club. Cuando se gana no hay nada como jugar en Colón, y cuando se pierde te lo hacen sentir también”.

Recordó que “en La Palestina hubo un éxodo de gente entre los 40 y los 50 años que son los que hoy tendrían que estar al frente de la institución. Los que ya estuvieron se cansaron, y los otros somos jóvenes, pero hay que devolver al club a su lugar aunque esa cadena generacional se haya roto. Los padres de los chicos tendrán que involucrarse y hacerse cargo de participar. Yo veo en Arroyo Cabral el apoyo de los padres y de la Municipalidad es clave”.

Los títulos no vienen solos

“Mono” Giraudo sostuvo que “todo lleva un proceso para llegar al éxito. Yo llegué a Colón y venía de una situación en la que hasta había estado cerca de funcionar y participar cuando se formó Defensores de Arroyo Cabral”.

También “con Pereno se armó un buen plantel, pero se escapó el título en la última fecha en Ticino. Alumni ganó el campeonato tras 8 triunfos consecutivos”.

Acotó que “allí empezó la racha de Colón. Asume Amadeo Perossi y salimos campeones 3 fechas antes del final contra Central Argentino en Plaza Ocampo. Hacía del ‘97 que no ganaba un título”.

La cadena de éxitos

Giraudo comentó que “ese año empezó a jugarse en la Liga con divisional A y B. Se hizo muy competitivo, porque al ser 8 equipos en la A, si no peleabas el título, peleabas por evitar el descenso”.

Destacó que “se armaban todos para ser campeón. Colón ganó 1 torneo por año hasta el 2010. Se perdió en el medio un desempate con Rivadavia en 2007, y al año siguiente se le ganó en el partido definitorio con gol de Luque”.

Enfatizó que “con Amadeo Perossi ganamos dos títulos increíbles, con una camada que componían Cardona, Mansi, Marín, Abate Daga, Ramírez, Alvarez, Lupo, Conti y se iban sumando refuerzos de la talla de Fernández, Morre, Gabetta, Aris, Andrada”.

Señaló que “Rivadavia traía a los mejores del mercado para competirnos desde ‘Bocha’ Maldonado a ‘Pachi’ Vergara, y todos los jugadores top de Alumni de la época”.

Indicó que “seis campeonatos en seis años, y en ningún caso un doble campeonato por año, porque fueron 1 por año y se jugaban 2. Es una locura, porque fueron 3 Apertura, y 3 Clausura. La Copa Challenger la ganamos en 2009, y luego volvimos a ganar en 2010, que fue el último. Me acuerdo el título en cancha de Argentino, y luego el que ganamos cuando Alem tenía todo listo para dar la vuelta olímpica en Plaza Ocampo, pero empató con Argentino, y nosotros le ganamos a Unión Central y dimos la vuelta”.

Sin embargo, “el de mayor presión fue con ‘Chacho’ Peñaloza, después de perder con Rivadavia en 2007. Con Leo Comba fue duro, pero sólo nos faltó el Provincial”.

Lo que se lee ahora