Villa María | combustible | GNC |

Los estacioneros mantienen firme su postura de no otorgar tarifa especial

El presidente de la Federación de Expendedores de la Región Centro, Gabriel Bornoroni, expresó que “por el momento” no habrá excepciones para las empresas de taxis que utilicen como insumo el combustible gaseoso

Desde la entidad que nuclea a los estacioneros de la provincia se manifestaron al respecto de la denuncia que elevaron taxistas de la ciudad en referencia al “alto precio” del GNC en los puntos de carga locales, en comparación a otras ciudades de la provincia.

En la edición de ayer, este matutino publicó una nota realizada a Eduardo Pedano, de la empresa Radio Taxi. En diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA, Pedano expresó su disconformidad por el precio del combustible en la ciudad y recordó que las expendedoras de la capital provincail comercializan el metro cúbico hasta 8 pesos por debajo de la local, calificándola de accesible para el sector.

En respuesta al reclamo que mantienen los taxistas, el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac), Gabriel Bornoroni, indicó que “por el momento” no piensa “establecer una tarifa especial” para los usuarios de dicho insumo.

“No hubo acuerdos”

El referente de la Fecac fue claro luego de la consulta sobre la posibilidad de que exista algún tipo de acuerdo con los taxistas para establecer una tarifa especial en el precio del GNC.

“No hubo acuerdos para que haya una tarifa especial para los taxistas, al menos por el momento”, declaró Bornoroni.

En referencia a la actividad de los estacioneros, Bornoroni sostuvo: “Ellos quieren vender, e intentan tener el precio más bajo para lograr despachar la mayor cantidad de volúmenes” .

“Y no sólo eso, también buscan que haya conversiones, porque se trata de un producto ecológico. Trabajamos para que haya mayores inversiones”, agregó el referente provincial.

El consumo y la cuenca

Bornoroni explicó que la realidad actual “le escapa a todo lo que se pueda hablar sobre la cuestión del precio del GNC”. El presidente de la entidad manifestó que vivió una situación similar a la de los taxistas locales, pero en Río Cuarto. A ellos les manifestó que el precio del combustible gaseoso está sujeto a varios componentes, entre ellos “el volumen de venta” y “la cuenca que abastece a las estaciones”.

“La estación de servicio está puesta para ganar plata y no para caridad. Si no se vende la cantidad de litros suficientes para que la estación subsista, se tiene que aumentar el precio”, reflejó.

El miembro de la Fecac contó que son dos los puntos centrales para establecer las tarifas. En cuanto a los volúmenes de GNC vendidos en Villa María, desde la Federación dijeron que la ciudad es la que posee los números “más bajos de la Provincia”.

Además, aportaron que el tipo de cuenca es un factor importante al momento de delimitar los precios. “La cuenca en la que toman en Villa María, no es la misma que en la ciudad de Córdoba, y tampoco es la misma cuenca que toman en Buenos Aires”, informó Bornoroni.

“No es lo mismo lo que le cobran a esas tres ciudades. Entre ellas existen diferencias en los costos del gas. A todo eso, se le suma la diferencia del volumen de venta”, cerró.

El presidente de Fecac recordó que otra de las variables para determinar las tarifas se basa en los sueldos del personal. En ese marco, dijo que los empleados de las expendedoras de la zona obtuvieron “un 45 por ciento” de aumento en sus sueldos.

“Si en una estación de servicio vendes 50 mil metros cúbicos, es probable que la estación de servicio no esté subsistiendo. En esos casos los estacioneros tendrán que aumentar el precio para que se puedan pagar los sueldos”, apuntó.

“Cuestiones de mercado”

Bornoroni se mostró convencido en la autorregulación del mercado y en la libertad que tienen los usuarios para elegir. “El que carga GNC tiene la posibilidad de no cargar o de hacerlo en otra estación, o de ver la posibilidad de no cargar más gas, y cargar por ejemplo nafta súper”, mencionó el representante de Fecac al respecto.

“Son cuestiones de mercado” las que delimitan el precio en los combustibles, dijo Bornoroni, y a la vez, amplió: “El mercado se autorregula. Yo soy un convencido de que cuando el precio no se acomoda a la realidad económica, la gente deja de consumir”.

La postura de los estacioneros, “por el momento” es la mencionada por Bornoroni. Mientras tanto, los taxistas prevén denunciar a las empresas prestadoras del servicio de combustibles ante AFIP. “Vamos a hacer la denuncia ante la AFIP para que controlen a los estacioneros. Sabemos que ellos -por los empresarios- tienen que mantener un ciclo, pero no se explica la diferencia de precio entre Villa María y otras ciudades”, precisó Pedano durante la entrevista del último lunes. 



Maximiliano Gilla.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas