Villa María | Comercio | Ventas | fedecom

Según Fedecom, en Villa María la caída en las ventas de diciembre fue menor que el promedio provincial

En territorio cordobés, la baja rondó el 7,4%. “En Villa María y San Francisco fue un poco menos”, aseguró el vice de la entidad, Ezequiel Cerezo

Los números económicos del 2018 están signados por un factor denominador común: la caída en todos los indicadores. Son pocos los sectores que se “salvaron” de la crisis y el comercio no aparece entre los ganadores, por el contrario, sin dudas que figura entre los perdedores.

En la provincia de Córdoba, según la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) la caída promedio anual de las ventas minoristas fue de 4,05%. Diciembre, el último mes del año, no fue la excepción a pesar de la Navidad.

Los datos dan cuenta de bajas del 7,4% promedio, un poco mejor respecto a noviembre, donde el porcentaje negativo superó el 12%. No obstante, hay ciudades como Villa María o San Francisco que estuvieron por debajo del promedio provincial, aunque también con números en rojo.

Según el relevamiento de Fedecom, la contracción se sintió “con especial intensidad” en Córdoba capital, Río Cuarto, Alta Gracia y “en menor medida” en San Francisco y Villa María.

“El resultado de las ventas navideñas ya hacían prever este panorama”, dijo el villamariense Ezequiel Cerezo, vicepresidente de Fedecom, quien además recordó que también cayeron 7,1% frente a igual fecha del año anterior, “demostrando que, pese a ser la fecha comercial más importante del año, la incertidumbre económica manda a que las familias tengan un comportamiento cauteloso”, indicó.

De esta forma, los datos relevados por la entidad comercial marcan el décimo mes de retracción consecutiva en las ventas minoristas y una baja acumulada promedio del 4,05% en todo 2018. En noviembre fue del 12,1%, en octubre 8,6%, septiembre 8,3%, agosto del 5,2%, julio 2,8%, junio 2,9%, mayo 1,7%, abril 1,1% interanual, y en marzo del 0,4%. 

Entre los rubros más afectados, en primeros lugares aparecen muebles de oficina y hogar (-11,8%); neumáticos y repuestos (-10,6%); calzados y marroquinería (-10,2%); bazar y regalos (-10,1%).

Le siguen: textil-blanco (-9,9%); bijouterie (-9,2%); indumentaria y lencería (-8,9%); materiales para la construcción (-8,7%); joyería y relojería (-8,5%); electrodomésticos y artículos electrónicos (-7,9%); materiales eléctricos y ferreterías (-7,5%); juguetería y librerías (-5,5%); deportes (-3,7%); farmacia, perfumería y cosmética (-3,3%); y alimentos y bebidas (-4,2%).

Un dato curioso del informe marca que los comerciantes, pese al inicio de la temporada de verano y el auge de los festivales populares, las expectativas de ventas son bajas. Solo el 12% espera que las ventas suban, 26% creen que se mantendrán sin variación y un 62% que disminuirán.

Al respecto, Cerezo explicó que en los lugares no turísticos y que cuentan con espectáculos de gran envergadura, como puede ser Villa María con el Festival de Peñas, hay más expectativas de mayores ventas que en otros sitios donde la festividad es más pequeña. “Son vacaciones cortas de la gente que puede ayudar a la economía”, afirmó, aunque reconoció que la bajada en el poder adquisitivo determinará “un menor gasto”.



Martín Alanis.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas

Lo que se lee ahora