Policiales | condena | abusos | empleado rural

Dura condena para un empleado rural por abusos continuados

Tras ser hallado culpable de dos graves episodios sexuales, la jueza le impuso una pena de 10 años de cárcel de cumplimiento efectivo

Diez años de prisión de cumplimiento efectivo es la pena que le impuso ayer la Cámara del Crimen a un hombre por graves delitos sexuales en perjuicio de una persona mayor de edad, de quien no se brindaron detalles para resguardar su identidad y evitar su revictimización.

La sentencia recayó sobre un empleadro rural de 57 años, cuyas siglas son J.H.R., quien fue juzgado por dos hechos de abuso sexual con acceso carnal, amenazas calificadas y desobediencia a la autoridad.

Por tratarse de delitos de instancia privada, la audiencia se realizó a puertas cerradas en el quinto piso de la sede judicial de calle General Paz.

En tanto, el imputado, defendido por la asesora letrada del Tercer Turno, Ivana Castoldi, participó del juicio por videoconferencia desde una sala del Establecimiento Penitenciario N° de Villa María. Desde allí negó la existencia de los hechos y dijo no tener antecedentes penales.

Su testimonio no fue suficiente para la jueza Eve Flores de Aiuto, que lo halló culpable de todos los delitos que se le enrostraban y en consecuencia, le impuso una pena de 10 años de prisión.

El Tribunal también dispuso que el detenido realice un tratamiento psicológico acorde a la problemática que enfrenta.