Villa María | conflicto | Educación | asamblea

La Asamblea respaldó la toma de la Universidad, que culmina hoy

Por amplia mayoría, los estudiantes apoyaron la medida. Unas 600 personas participaron de los debates en el patio de la casa de altos estudios. Algunos pidieron espacios para tener clases, pero la moción fue rechazada

Unas 600 personas, la mayoría estudiantes, participaron de una nueva asamblea en la Universidad Nacional de Villa María (UNVM). Esta vez se realizó en el patio trasero de la casa de altos estudios, mientras en el interior un grupo de jóvenes impedía el paso “por razones de seguridad”.

La mayoría de los asambleístas avalaron la toma del edificio y ratificaron la continuidad de la medida hasta las 16 de hoy. Además convocaron a una nueva asamblea para el lunes a las 15.

Unos 30 oradores expusieron su posición respecto a la toma de la Universidad local y si bien todos criticaron el recorte en el sistema universitario y apoyaron el reclamo salarial de los docentes, no todos avalaron la metodología utilizada para protestar.

De hecho, los dos primeros estudiantes que se manifestaron lo hicieron en contra de la toma. Luego, la inmensa mayoría lo hizo a favor, incluso los estudiantes extranjeros que se encuentran de intercambio durante el semestre.

La asamblea abrió con la palabra de Nicolás y Julieta, estudiantes de contador y medicina, respectivamente. Ambos cuestionaron la toma. “Estoy a favor de la educación, no de la toma. Me pareció una falta de respeto sacar a los docentes y alumnos de las aulas, y que increparan a los chicos de Franja Morada. La educación y el trabajo es lo más importante, y si bien están en peligro, estoy en contra de la toma”, aseveró Nicolás. 

Y Julieta agregó: “El miércoles se quería tener clases y por un grupo reducido no se pudo. Hasta patotearon a un docente, que terminó dando clases en el patio. Yo vine a estudiar, a recibirme, no me interesa hacer política, solo quiero estudiar”.

Ambos oradores recibieron el aplauso de un grupo de estudiantes, pero de manera inmediata aquellos que se manifestaron a favor de la toma replicaron esas palabras y la mayoría respaldó con más aplausos, lo que dejó en evidencia que el grueso de los presentes convalidaban la medida adoptada un día antes en asamblea.

Estas fueron algunas de las palabras expresadas durante el debate, que se extendió por casi dos horas: “Venir a la universidad es hacer política, la educación es un derecho y no un privilegio para pocos”; “hay más de 20 universidades tomadas, no puede ser sorpresa para nadie”; “participar no tiene nada que ver con recibirse o no”; “si no acompañamos la lucha docente, no estamos haciendo bien las cosas”; “las decisiones del Gobierno nacional salpican a los estudiantes de las universidades”; “solo se trata de empatía, si no hay objetivos colectivos, nada tiene sentido”.

Santiago, un estudiante de Ciencias Políticas próximo a  recibirse, expuso uno de los discursos con mayor solidez argumentativa: “Yo también quiero recibirme, estoy haciendo la tesis, fui militante, pero ahora ya no. Tengo dos trabajos. Pero me pregunto, ¿De qué voy a trabajar cuando me reciba? El ingreso de docentes en la universidad está congelado, el Estado tampoco toma personal y el Conicet está desfinanciado”.

Además hizo un repaso de algunas tomas realizadas en universidades argentinas a lo largo del Siglo XX y principios del Siglo XXI. “Cada vez que los estudiantes tomaron las universidades se lograron objetivos concretos”, remató.

Laura y Agustina fueron otras dos estudiantes que se expresaron en contra: “No se explicó bien que habría una toma. Queremos que nos dejen un espacio para poder estudiar. Ayer (por el miércoles) la pasamos mal. Queremos venir a estudiar”.  

Y rápidamente llegó la respuesta: “Una cosa es que haya dos días de tomas, y otra cosa es que el año próximo no haya más universidad pública”, sostuvo un estudiante, y otro agregó que “hace 30 años te pegaban un tiro por hacer una asamblea” y recordó que la medida, a la que calificaron de “extrema” en varias ocasiones, “fue porque hace 2 años que hacemos reclamos y nadie nos escucha”.

El comunicado

La asamblea estudiantil emitió anoche un comunicado en el cual apuntaron contra el Gobierno nacional “como principal responsable de la situación actual que atraviesa el país”. Además señalaron a las políticas sociales y económicas actuales “como las causantes del impedimento de acceso y universalidad a la educación pública” y se valorizó a la asamblea “como instancia democrática y legítima”.

Además ratificaron la asamblea del día lunes y destacaron el apoyo por parte de organizaciones gremiales y sociales.

Martín Alanis.  Redacción Puntal Villa María.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas