Deportes | contagios | Salud | jugar

"Paren a los que no cumplen"

Christian Romero remarcó que "la prioridad es la salud. La gente es muy irresponsable, y 'la viveza criolla' debe castigarse con duras multas y cierres. También demuestren con estadísticas dónde se producen los contagios"

Christian Romero es un técnico frontal y educador, con sobrados ejemplos de su capacidad para formar futbolistas. Por ello no le tiembla el pulso al promover pibes constantemente con convicción.

El DT de Argentino tiene un estilo innegociable, tanto a la hora de hacer jugar a sus equipos como en la vida. Respeta a todos, pero cree en sus formas. Habla fuerte y claro de lo que sabe. “Cada parate futbolístico se siente, deja secuelas. Uno lo ve en el día a día. Se pierde mucho de lo realizado en una pretemporada, se pierde el ritmo futbolístico, porque al perderse la motivación por no jugar, se produce un retroceso enorme”.

Agrega que “cuando el jugador agarra ritmo, ese hábito de entrenar y jugar se va desarrollando y sigue creciendo en un proceso normal en su hábitat. Cuesta un montón planificar una práctica sin la motivación de jugar, al saber que se paró la competencia”.

Remarcó que “tres semanas sin competir es una cosa, tres semanas sin motivación lleva a empezar de cero prácticamente. Porque los entrenamientos no son los mismos al no existir una fecha próxima para jugar. Influye en la faz psicológica del jugador, ni hablar en los chicos, donde deja más secuelas”.

Reflexionar con autocrítica

Romero es casado con “una médica. Sé lo que está sucediendo con esta pandemia. La gente tiene mucha irresponsabilidad. Lo primero es la salud”.

Indicó que “si no entendemos que la prioridad es la salud, vamos por mal camino. No me gustaría faltarle el respeto a la gente que perdió a un familiar o un amigo”.

Explicó que “el virus está entre nosotros, y todos debemos ser responsables. No podemos subestimar al Covid-19, es muy grave lo que está pasando a nivel mundial”.

Aseguró que “el gobierno hace lo que puede, y no soy quién para opinar. Pero cuidarse siempre depende de uno mismo. Somos muy irresponsables”.

Enumeró que “las fiestas clandestinas, salir sin barbijos, ir a lugares donde no se puede, compartir las cosas, abrir lugares como las canchas de fútbol con mucha más gente de lo permitido. Siempre esa viveza criolla nos conduce a jugar con nuestra propia salud”.

Manifestó que “la salud afecta lo laboral. Mi humilde opinión es que somos hijos del rigor, y si las penas fueran más severas, no habría fiestas clandestinas, si las multas fueran caras, no iríamos a un lugar donde sólo pueden ir 100 y vemos que hay 500. Las reglas se hacen por algo. Hay que respetar”.

Explicó que “si sólo pueden ir 100 personas a las canchas, no pueden entrar 400. Si al club le cobraran 200 mil pesos de multa, no dejarían entrar a más de 100”.

Indicó que “somos muy irresponsables. Jugar al fútbol al aire libre se puede. Nuestra actividad y nuestro trabajo en mi caso, está detenido porque hay irresponsables. Porque cumpliendo el protocolo, se puede jugar al fútbol, aún en tiempo de pandemia”.

Cerrar con estadísticas en las manos

Christian Romero manifestó que “no tuve ningún familiar afectado, pero mi mujer es doctora. Conozco la realidad sanitaria. Sería un egoísta si sólo pensara en mi trabajo y en mi ingreso económico. No me sobra nada, pero debo pensar en toda la sociedad, y quiero que se acabe la pandemia, haciendo las cosas bien”.

Remarcó que “el gobierno adopta una medida. Hay que hacer caso. Quien no cumple, después no recibe para obras públicas, ni para educación o salud. Es imposible que nos manden a jugar. Se maneja con miedos, amenazas y cuidado de quintitas, pero hay que acatar”.

Acerca del fútbol dijo: “Entrenar y no jugar 4 o 5 meses es imposible. Me pregunto si antes alguien consultó ¿cuántos contagios se produjeron en los colegios? ¿Cuántos se produjeron en los deportes al aire libre? ¿Cuántos en deportes en lugares cerrados? Con esa estadística en las manos, hay que cerrar y parar lo que se debe cerrar”.

Destacó que “cierren a los que no cumplen el protocolo. Pero los contagios están en las juntadas y fiestas clandestinas, que continúan. Pero cerraron los deportes”.

“Es alarmante lo que ya se perdió durante 2020”

Consideró que “puede ser letal para un pibe deportista parar 2 años. Evalúen situaciones”.

El DT de Argentino manifestó que “el quedo atrás por el parate del fútbol en 2020 es alarmante en lo físico y en lo futbolístico”.

Remarcó que “un chico que estuvo 8 meses sin actividad deportiva no puede disimularlo. Sin actividad, gimnasio, sin correr, en el fútbol, el atletismo, el vóley, no se puede disimular el retroceso”.

Estimó que “en inferiores lo noto más. El 85% de los chicos no puede recuperar en 3 o 4 meses. A nivel hormonal hay cambios. Iban mejorando, pero este nuevo parate será muy perjudicial para chicos que están creciendo”.

Insistió en que “para el deportista es un daño enorme. Un pibe de 11 a 16 años no puede estar parado, hay que buscarle la vuelta. Parar 2 años puede ser irrecuperable para un pibe deportista en su proyección deportiva”.

Recordó que “el entrenar no es igual. El gobierno dice que no se puede jugar, y el intendente no va a hacer nada para que se juegue. Está mal. Hay que evaluar en cada situación y en cada lugar”.

Romero agregó que “en Argentino se puede jugar con 100 personas. Y también podría cumplir el protocolo con 500, porque hay tribunas para distanciar a la gente, se toma la temperatura y se ofrece alcohol en gel al ingresar”.

Aclaró “jugar en el club donde yo trabajo es posible, y no había ningún problema. Pero no todos hemos cuidado al fútbol”.

¿Cómo entrenar?

Con respecto al entrenamiento dijo: “¿Cómo motivo a un chico que no jugará hasta dentro de un mes, y posiblemente se extienda esta medida? Es imposible”.

Estimó que “es un retroceso grave. Los que adoptan medidas tienen que saber que no tiene sentido parar la competencia amateur y sostener la profesional”.

Amplió al señalar que “cerrarán los clubes con estas decisiones. Un deporte profesional puede jugar. Un club amateur no. El rico si, y el pobre no. Falta criterio”.

Aclaró que “sancionen al que hizo mal las cosas, sea quien sea. Hay que evitar los contagios y las muertes, con cuidados y multas. ¿Hay menos contagios si no hay fútbol, ni básquet, ni boxeo? Seguro que en un colegio con cuidados habrá menos contagios que en uno que no cuida a profesores ni alumnos. Este parate es para algunos, y es un grave retroceso”.