Regionales | controles | pacientes | Mujeres

Salen a la búsqueda de 8 mil mujeres para fortalecer la prevención de casos de cáncer

Se trata de pacientes sin mutual que dejaron de efectuarse controles de mama, cuello de útero y colon rectal, que son los más frecuentes en la zona. Preocupación en el sector sanitario

El Complejo Asistencial Regional de Bell Ville saldrá a la búsqueda de unas 8 mil mujeres del departamento Unión que dejaron de realizarse estudios médicos, con la intención de avanzar en un protocolo de prevención que permita, incluso, la detección precoz de patologías vinculadas a diferentes tipos de cáncer.

De acuerdo con lo que se desprende de un informe provincial, esa sería la cantidad estimada de pacientes que dejaron de concurrir a los centros de salud de la zona para recibir asistencia médica, motivo por el cual el mencionado centro de salud prevé efectuar un protocolo de trabajo, con el acompañamiento de las entidades médicas municipales de toda la región.

“Durante la pandemia notamos que algunas personas descuidaron otras patologías ajenas al Covid”, destacó el director del centro de salud bellvillense, José María Ruiz, quien no ocultó que existe una “preocupación por el cáncer de mama, cuello de útero y colon rectal, que son los más frecuentes que tenemos en el departamento”. El facultativo, en diálogo con este medio, mencionó que Córdoba realizó una investigación “que detectó que hay muchas mujeres sin controles, debido a la pandemia y que no fueron más a controles. En algunos casos, los municipios readecuaron el personal para la vacunación de Covid, o incluso algunos no tienen toda la capacidad médica necesaria”.

Ante esa problemática, las autoridades sanitarias regionales mantuvieron encuentros con sus pares provinciales y posteriormente efectuaron un Zoom con los intendentes para pedirles ayuda: “Necesitamos que los controles se realicen con mayor periodicidad y no solamente cuando se aplica el programa Córdoba Rosa a lo largo de un mes”.

Para ello, Ruiz avanza en la confección de un organigrama junto con el personal de rayos y de ginecología para ver los días que van a determinar hacia el interior del departamento y el resto para Bell Ville, que es la ciudad más grande. “Haremos un circuito para que por jornada contemos con entre 10 y 15 mujeres, a las que se les efectuará un papanicolaou y una mamografía para que ya exista un control”.

Dijo que existe preocupación “porque el número de gente que no se controló es alto”, por lo que van “a recuperar eso”. Este medio consultó sobre la cantidad de pacientes y Ruiz indicó que aproximadamente se trataría de 8 mil mujeres en el departamento. Es una cantidad aproximada, entre la franja etaria de 40 a 70 años que no tienen mutual. “A esa gente la tenemos que ir a buscar. Podremos encontrarnos seguramente con que alguna ciudad hizo controles porque disponen de ginecóloga, bienvenido sea, y seguramente ya no serán 8 mil sino 7.500, pero igualmente sigue siendo alta la cantidad”.

“Tenemos que volver a retomar los controles porque vamos a convivir con el Covid”, mencionó. Ruiz recalcó que la mayor preocupación de los pacientes en general es el Covid, pero con la vacunación ese temor se debe perder: “Ya que además fuimos aprendiendo del Covid, que era desconocido. Hoy vamos a convivir gracias a la vacuna, entonces hay que retomar todas las enfermedades prevalentes, diabetes, hipertensión. Nosotros reactivamos consultorios y cirugías, ya que disminuyó el número de casos de Covid”.

Sobre cómo fue la experiencia del programa Córdoba Rosa, propuesta que se desarrolla cada mes de octubre, Ruiz recordó que se efectuaron entre 350 a 400 estudios. “Pretendemos hacer esa cantidad a lo largo de todos los meses hasta cubrir esas supuestas 8 mil mujeres en un lapso de uno o dos años para que quede fijo ese control”. “Sabemos que de esa cantidad de pacientes mensuales seguramente hay un porcentaje que va a necesitar de una punción u otros estudios, pero tenemos que hacerlo para prevenir, que es el principal objetivo”, recalcó.

Registro de casos

Consultados sobre los resultados que arrojó el Córdoba Rosa en pacientes del departamento, el facultativo mencionó: “Los porcentajes prácticamente son similares, sabemos que entre el 5 y 10% del total son sospechosos y de ahí un 1% de cáncer dependiendo de la enfermedad que estemos hablando. No estamos fuera de la media del país, quizás en el de mama podemos estar un poco más alto porque en este último año y medio se hicieron muy pocos controles”.

De igual manera, graficó que el poco apego a los controles médicos “es una realidad que se vive en todo el país y no es excepcional a Bell Ville”. “Hoy tenemos que volver a retomar este tipo de controles, principalmente para que la gente sepa y para brindarles tranquilidad a los pacientes de que pueden volver al Hospital”.

Ruiz destacó la colaboración de los diferentes municipios para avanzar en esta propuesta de prevención. “Tengo la ventaja de que cuando armamos el COE conformamos un grupo de referentes y la verdad es que no tengo más que palabras de agradecimiento. Ahora logramos el acompañamiento de los intendentes porque a ellos también les interesa porque los números son importantes. Está claro que muchas veces dependemos de la logística municipal ya que necesitamos de una unidad de traslado para llevar a las mujeres. La idea es largar a partir de septiembre”, puntualizó.

Baja de casos Covid

En algún momento, Bell Ville fue epicentro de un notable crecimiento en la cantidad de casos positivos de Covid. Hoy la realidad es completamente distinta: “Nosotros logramos disminuir muchísimo los casos. Estamos esperando la famosa Delta, que en algún momento llegará para todos como fue con la Manaos o el primer infectado de Covid”, dijo.

“Por suerte disminuyeron, pero nunca dejó de existir. Tenemos pacientes internados, 2 en terapia y 6 en piso, que son de otras localidades. Con la vacunación venimos muy bien, el número es alto porque estas últimas dos semanas llegaron muchas segundas dosis, lo que nos pone contentos para que la Delta pase de largo. Lamentablemente tenemos el problema de los antivacunas, que también existen”, cerró diciendo.