Deportes | Córdoba | Copa Sudamericana | San Pablo

En Córdoba se respira la final de la Copa Sudamericana con presencia de miles de brasileros

La ciudad capital espera en total a más de 15 mil "torcedores" paulistas que arribarán para alentar a su equipo mañana, cuando se enfrente con Independiente del Valle de Ecuador en el Kempes

Los hinchas de San Pablo de Brasil se hacen notar en las calles de Córdoba, ya que llegaron a la ciudad en gran cantidad y disfrutan del centro, paseando, haciendo compras y probando la gastronomía, en la previa al encuentro que su equipo protagonizará mañana ante Independiente del Valle de Ecuador por la final de la Copa Sudamericana.

Se estima que serán más de 15.000 los "torcedores" paulistas que arribarán para alentar al equipo en el estadio Mario Alberto Kempes, en tanto se espera un grupo bastante más reducido de fanáticos ecuatorianos, que tendrán en cancha el respaldo de los miles de argentinos que se darán cita.

Unos poquitos fanáticos brasileños estuvieron aguardando para ver la llegada de los futbolistas en el estadio Mario Kempes esta tarde cuando realizaron el reconocimiento del campo de juego, aunque en el centro de la ciudad, en cada cuadra y en todos los bares, se divisan camisetas del tricolor.

En otra zona, a pocas cuadras del centro, se realiza al igual que ayer la Fiesta Sudamericana, un evento gratuito que organiza Conmebol en el Faro del Bicentenario del Parque Sarmiento, y que tiene diversas actividades recreativas para todo el público, en donde también predomina la presencia de brasileños.

El Kempes y Córdoba están listos para vivir la fiesta, que en los locales aún no despertó demasiado interés, aunque con la presencia de la gran cantidad de hinchas del San Pablo todos comenzaron a respirar el aire de la final de Copa Sudamericana.

Los que llegaron en masa también fueron los medios de comunicación, instalados con enormes camiones de transmisión muchos de ellos, en otro rubro que sobresale la presencia de periodistas de Brasil, aunque los ecuatorianos también arribaron en buena cantidad y se hacen sentir en el ambiente.

Las condiciones climáticas se prevén muy buenas para mañana a las 17 cuando comience a rodar la pelota por el verde césped cordobés, por lo que todo está dado para que se viva una fiesta.