Policiales | crimen | muerte | Capilla del Monte

Caso Baldasúa: sospechan que el detenido "no actuó solo"

Soledad, hermana de la víctima, dijo que le "cuesta creer" que haya actuado una sola persona ya que su hermana "tenía conocimientos de artes marciales".

Tras la detención de un joven de 23 años por el crimen de la turista porteña Cecilia Basaldúa en la localidad cordobesa de Capilla del Monte, la familia de la víctima considera que "no actuó solo".

Soledad, hermana de la víctima, señaló que le "cuesta creer" que el crimen haya sido obra de una sola persona ya que su hermana "tenía conocimientos de artes marciales y defensa personal".

En declaraciones a radio AM 550 , la joven recordó que su hermana, quien había sido jugadora de hockey sobre hielo e integró la selección argentina que jugó el Panamericano en México, había recorrido 12 países de Latinoamérica en cuatro años y medio sola, sin sufrir ningún inconveniente.

El cuerpo de Cecilia Basaldúa, oriunda del barrio porteño de Núñez y de 35 años, fue hallado el sábado último en un descampado de las afueras de la localidad cordobesa de Capilla del Monte, adonde había viajado para escribir un libro sobre su travesía.

La autopsia indicó que la mujer tuvo una muerte violenta, probablemente por estrangulamiento y existían marcas de que intentó defenderse de un ataque.

Este martes, la Policía detuvo por el hecho a Lucas Bustos, un joven de 23 años que alquila caballos en la zona.

Según dejó trascender el sitio Cadena 3, el joven confesó que el crimen se produjo el 18 de abril pasado.

En esa fecha, habría tomado contacto con la mujer al entablar conversación sobre el cuidado de caballos y cuando intentó besarla, ella reaccionó y le aplicó un golpe, lo que derivó en una situación de lucha en la que terminó por estrangularla.

Soledad dejó en claro que hay otros hechos en torno al crimen de su hermana que a la familia no les "cierra", como la data de la muerte: "una semana antes que en la encontraran, cuando llevaba tres desaparecida".

También apuntó sus sospechas contra el hombre en cuya casa se hospedaba la víctima: "Nos llamó recién tres días después de la desaparición y nos dijo que ella tenía como un brote psicótico, que decían que la querían matar, algo que nunca le había ocurrido antes".