Nacionales | crisis | FMI | PBI

El Fondo Monetario ajustó a la baja el crecimiento del país

Ahora, el organismo calcula que el producto bruto descenderá 1,3 por ciento en 2019

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó a la baja su pronóstico sobre el comportamiento de la economía argentina durante este año y estimó que el PBI caerá 1,3%.

En abril último, el organismo multilateral había vaticinado que el PBI caería 1,2%.

Para 2020, el Fondo Monetario prevé que la Argentina se recupere y crezca 1,1%, pero unos meses antes había estimado una mejora de 2,2%.

"La economía de Argentina se contrajo en el primer trimestre del año, aunque a un ritmo más lento que en 2018", evaluó el FMI al presentar la última actualización del informe "Perspectivas de la Economía Mundial".

Latinoamérica, para abajo

A nivel latinoamericano, el Fondo precisó que en el inicio de 2019 la actividad se "desaceleró notablemente" en varias economías de la región, a raíz de "factores idiosincrásicos".

El caso más preocupante es el de Venezuela, cuyo producto interno bruto caerá 35 por ciento el corriente año, según el organismo crediticio.

"La profunda crisis humanitaria y la implosión económica en Venezuela siguen teniendo un impacto devastador", dijo la entidad, que no revisó el panorama para 2020. En su informe de abril el FMI había pronosticado una contracción de 10 puntos el próximo año. 

Para toda la región, el nuevo informe aguarda un crecimiento de 0,6% (0,8 puntos porcentuales menos que en abril) y un repunte a 2,3% en 2020.

Una suba débil

Las previsiones de crecimiento para 2019 en las dos economías más poderosas de América Latina reflejan un 0,8% para Brasil y 0,9% para México, por debajo de las previsiones de abril último.

"La considerable revisión a la baja para 2019 refleja las rebajas de las calificaciones crediticias de Brasil y México", indicó el Fondo.

Y con relación al Brasil, sostuvo que "el ánimo se ha deteriorado notablemente, dada la persistente incertidumbre acerca de la aprobación de la reforma jubilatoria y otras reformas estructurales".

El empeoramiento del panorama de la región se encuadra en una reducción de las previsiones para el crecimiento mundial, con una rebaja de 0,1% para 2019 y 2020, que marcan una expansión de 3,2% y 3,5%, respectivamente.

Para el organismo, un menor crecimiento mundial es resultado de "un agravamiento de la tensión en grandes mercados emergentes que actualmente están inmersos en difíciles procesos de ajuste macroeconómico (como Argentina y Turquía)".

TEMAS: crisis fmi pbi
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas