Villa María | Cultura | Festival | artistas

"El Festival es una prueba de fuego para todos los artistas"

Lo aseguró Paolo Ragone, integrante de la banda que trasciende la mera herencia familiar y encarna la fusión única entre la vasta tradición del folclore y las pulsantes energías de la actualidad musical. Adelantó que habrá colaboración con otros artistas

Destino San Javier se presentará en la edición 2024 del Festival Internacional de Peñas y será una de las noches más románticas de la edición 56a que comienza en pocos días.

En la escena musical contemporánea, Bruno Ragone, Paolo Ragone y Franco Favini, los talentosos hijos de dos destacados integrantes del legendario grupo folclórico Trío San Javier, han forjado su propio camino artístico. Los jóvenes músicos llevan consigo la rica herencia musical de sus padres, fusionando influencias actuales tanto en términos musicales como conceptuales.

Es por ello que, antes de su presentación el próximo domingo 11 de febrero, Puntal Villa María dialogó con Paolo Ragone, uno de los integrantes de Destino San Javier, quien se mostró entusiasmado por la llegada del evento.

“El Festival es una prueba de fuego para todos los artistas. Es un escenario donde han pasado artistas muy importantes a nivel nacional e internacional y tiene una historia muy linda”, dijo Paolo, quien reflexionó sobre los músicos más importantes que han formado parte de las grillas anteriores. “Genera una jerarquía más importante y diferente a otros festivales y es muy internacional, de hecho los ojos de todo el país están viendo y generan una presión”, señaló.

Sobre su próximo paso por la ciudad, Ragone no dudó en reconocer que el trío tiene un vínculo “muy fuerte” con Villa María por la participación de sus padres en las veladas folclóricas. “Nuestros padres han tocado 17 veces en el festival de manera ininterrumpida, fueron muchos años en los que nosotros también aprendimos, lo vimos crecer al Festival de Peñas, era otra cosa y no existía el techo, por ejemplo”, expresó y agregó:“Nosotros tenemos ese mismo amor que tenían con nuestros padres y nos han trasladado ese mismo cariño y fuimos haciéndolo crecer”.

Cabe señalar que Destino San Javier formó parte del Festival en dos oportunidades, también se presentaron en el Teatro Verdi y su último paso fue en el marco de los festejos de la ciudad el año pasado en el mes de septiembre.

“Cuando arranca el verano y tenemos el calendario de fechas, el Festival de Villa María es en el que queremos estar”, explicó.

Un show con sorpresas

Este trío musical, más que una simple continuidad generacional, representa una amalgama de la rica historia del folclore y las vibraciones contemporáneas.

Paolo adelantó que buscarán llevar un espectáculo diferente a los anteriores con la incorporación de nuevas canciones que se suman al repertorio.

“Estamos preparando algunas sorpresas que esperemos que se den porque son con mucho cariño. Son dos sorpresas grandes, muy lindas y recordaremos por muchos años el Festival si las podemos concretar”, anticipó.

Ante la insistencia de esta periodista por conocer detalles del show, Ragone explicó que se trata colaboraciones y momentos especiales, pero depende de la grilla de los artistas. “No están en la grilla esa noche”, sorprendió el músico.

La noche del domingo festivalero contará con la presencia de Soledad, Luciano Pereyra, Nahuel Pennisi y Destino San Javier.

Gira de verano festivales

El trío que carga con la llama de la tradición a través de la evolución musical viene realizando una gira de verano por el país y que también los llevó a destinos internacionales.

“Cuando vamos a Uruguay, al festival de Andresito (reúne cerca de 30.000 personas) es una locura. Hay canciones que están muy arraigadas en el público uruguayo y que acá quizás no tienen esa repercusión tan grande, son canciones de diferentes épocas”, resaltó.

El músico no esquivó el tema, se refirió a la situación de crisis nacional y lo reflejó en la baja que hubo este año en la realización de festivales. “Ha mermado la cantidad de festivales con relación al año pasado”, manifestó y expuso que el año pasado realizaron 18 presentaciones solamente en el mes de enero, mientras que en lo que va del año llevan solo 8 y remarcó que es una situación que se presenta por igual para todos los artistas.

“Hay muchos festivales históricos que lamentablemente se han cancelado, eventos con mucha trayectoria que han tomado la decisión de no hacerlos por la situación que vivimos en el país en lo económico y además para solidarizarse por el momento que estamos viviendo”, cerró.

No obstante, hizo un balance positivo de los shows que realizaron en el primer mes del año y el entusiasmo de los asistentes.

Herencia que trasciende

Este trío musical, más que una simple continuidad generacional, representa una amalgama de la rica historia del folclore y las vibraciones contemporáneas. Bruno Ragone, Paolo Ragone y Franco Favini no solo honran el pasado, sino que también se embarcan audazmente en la exploración de nuevos sonidos, demostrando que la herencia musical puede trascender el tiempo y seguir resonando en los corazones de aquellos que aprecian la autenticidad y la innovación.

Eso se reflejó en la reversión de “Jesús María Cantará” que hicieron con el grupo de cuarteto La Konga. Canción que pertenece al grupo creado en 1975 (Trío San Javier) creada para el festival de doma y folclore.

En ese marco, Paolo opinó sobre las colaboraciones de los artistas, dejando de manifiesto que el grupo realiza este tipo de acciones desde su conformación (Soledad).

“Creo que es algo que en el último tiempo hemos aprendido de la generación nueva como los músicos de trap o género urbano”, explicó y añadió:“Tenemos mucho que aprender de ellos”.

El músico y actor dijo que es necesario imitar la manera en como se comparte con otros artistas. “No tienen recelos o no se miden en la cantidad de seguidores, simplemente se juntan a cantar entre ellos”,dijo. “Es lo que quizás no pasa con el folclore y cuesta un poco más cuando querés compartir con otro artista, aquel que evalúa en qué lugar del mapa estás parado. En el género urbano eso no existe”, sumó.

Destacó la fuerte cercanía que hay de los músicos a la hora de realizar presentaciones en vivo y ejemplificó:“De repente tenés a Emilia (por Emilia Mernes) que hace un Movistar Arena y van todos a verla y quieren cantar y compartir con ella, lo que importa ahí es la gente. Ojalá que esa filosofía de los jóvenes pase a otros ámbitos, otros rubros de la música, para que podamos tener ese tipo de solidaridad y colaborar, lo único que importa ahí son la música y la gente”, concluyó.

Al finalizar la entrevista con este matutino Ragone aseguró que están ansiosos por llegar a la ciudad y esperan que sea un gran show.

“Ojalá la filosofía de los jóvenes pase a otros ámbitos de la música, lo que importa es la gente”,dijo el músico.