Villa María | denuncia | hogar-de-ancianos | maltrato

Denuncian a la directora de Hogar de Ancianos por maltrato; réplica oficial

Según Gisela Fonfría, a su madre, que está internada, “la golpean, la bañan con agua hirviendo y no le dan agua”. El secretario de Salud, Humberto Jure, desmintió la acusación y sostuvo que “no tiene asidero”

El pasado martes y cuando aún era madrugada, una joven mujer se presentó en esta redacción acompañada de su pareja. Dijo que se llamaba Gisela Fonfría, que era de barrio Roque Sáenz Peña y que necesitaba radicar una denuncia por maltrato a la directora del Hogar de Ancianos, la doctora Carlina Gudiño.

Le pregunté por qué no lo hacía en la comisaría o en el gremio de los municipales. “Porque en esta ciudad, si no es la prensa, no te escucha nadie”.

Y entonces, tras prender el grabador, Gisela me contó su historia.

Con los riñones casi secos

 “Hace casi dos años que mi mamá está internada allí. Y desde el primer día tuve problemas con la directora. Cada vez que la visitaba, mi madre tenía moretones como producto de los golpes. Y también llagas porque la bañan con agua hirviendo. Y como no puede hablar debido al ACV que la paralizó, no me puede contar nada. Pero yo misma he visto cuando a otros internos los han metido en el baño como castigo por no comer la colación”.

La mujer hace una pausa, como si buscara las palabras exactas para referir los hechos.

“hace unos meses, mi mamá no se sentía bien y me llamaron las enfermeras diciéndome que era una pequeña tos y que me la mandaban al Hospital. Me la dejaron sola, en una silla de ruedas, y los médicos me dijeron que no era una pequeña tos sino insuficiencia renal. Tenía los riñones casi secos porque no le daban agua para que no se hiciera pis. Pero no le podían hacer hemodiálisis por miedo a que se corte. A esto me lo contó una enfermera que me pidió no diera su nombre. Hay muchas trabajadoras ahí adentro que no están de acuerdo con los métodos de la directora, pero están aterrorizadas de que las echen”

Le pregunto a Gisela si alguna vez habló personalmente con Gudiño.

“Las veces que he hablado con ella para pedirle explicaciones, ella me contestó en tono de burla que si no me gusta, la retire o me vaya con mi madre a un geriátrico privado; sabiendo que no lo puedo pagar. Y después se me ríe. Yo la retiraría con gusto, pero no la puedo tener en casa porque ella no se puede desplazar sola y necesita cuidados que no podemos darle. Y menos con siete hijos y una situación económica muy precaria. Los maltratos no son sólo a mi mamá sino hacia un montón de internos y empleados”.

Y para mostrar que quiere agotar todas las instancias, Fonfría me dice que “esta mañana fui a hablar con el intendente Martín Gill, pero no estaba en su casa. Yo voy a llegar hasta él para plantearle este problema y la necesidad de que saquen urgente a Carlina Gudiño de su puesto. Tanto los internos como los familiares necesitamos que el Municipio ponga un personal responsable; alguien con amor por los abuelos. Ella maltrata a todo el mundo”.

El doctor Jure presentó su descargo

Ayer a la mañana, este periodista tuvo oportunidad de hablar telefónicamente con el doctor Humberto Jure, secretario de Salud del Municipio. Le pregunté qué opinaba de la denuncia que Fonfría había radicado contra Gudiño en varios medios de la ciudad.

“La niego completamente. Si algo hay que destacar en el Hogar de Ancianos, es el compromiso del personal con respecto al cuidado de los abuelos. Se ha avanzado muchísimo, tanto en la parte humana como técnica y esta denuncia no tiene asidero. No la puedo comprender. Hace más de un año  cuando ella pidió la internación de su madre, se la admitió enseguida. Ella la visita a lo sumo una vez por mes y no sé de dónde saca lo que saca. Sólo te puedo decir que yo estoy muy dolido como secretario de Salud, y que todos estamos consternados. Por primera vez el Hogar de Ancianos tiene un equipo interdisciplinario con médicos, enfermeras, trabajadoras sociales y hasta cuatro monjas venidas de La Pampa que acompañan en la parte espiritual. Hemos dado un salto cualitativo porque el equipo de Salud pone un esfuerzo cotidiano muy grande para contener a esos ancianos que, en su mayoría, son abandonados por su familia. Yo te invito a que vengas a ver el lugar y que vos mismo hablés con los ancianos para que veas lo que te dicen”.

Le hago una última pregunta a Jure. Y es qué piensa de las anteriores denuncias por maltrato laboral que el personal radicó en contra de Gudiño. 

“Son diferencias en el punto de vista”, contestó el doctor. Y dejó abierta la posibilidad de una futura entrevista personal.

En cuanto a dichas denuncias, pueden chequearse en el sitio “Villa María Vivo”: 30 de noviembre de 2017; 10 y 19 de enero de 2018 y 18 de febrero hasta llegar a Fonfría. Valga como ejemplo aquella donde, “cuatro trabajadoras que no dieron su nombre por temor a represalias, afirmaron que ´trabajar allí es un infierno. Hay una grieta que divide a los empleados. Quienes están con Gudiño y quienes no. Estos últimos, no es vida la que pasan. Y (Martín) Gill no nos da bolilla´”.



Iván Wielikosielek. Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas