Policiales | detención | mauro-barrionuevo | abuso-sexual

Barrionuevo estuvo preso por femicidio y ahora lo investigan por abuso sexual

Se trata de Mauro Alberto Barrionuevo (32), aunque tenía apenas 20 años cuando mató a Rebeca Lucrecia Gómez (24). Fue condenado en 2009 a 14 años de cárcel. Fue liberado y estando en libertad lo detuvieron acusado de cometer un abuso sexual

Aproximadamente a las ocho y media de la noche del sábado pasado, en una vivienda situada en bulevar Sarmiento al 2345, en el barrio San Martín, Mauro Alberto Barrionuevo (32) fue arrestado.

Sobre el hombre, que era intensamente buscado, pesaba una orden de detención: está acusado  de ser el supuesto autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal, coacción, coacción calificada, amenaza y daño. 

Estos delitos, de acuerdo a los datos recolectados por PUNTAL VILLA MARÍA, los cometió en perjuicio de una mujer de 28 años que sería de su entorno y que, al igual que él, es oriunda de la ciudad.

 Actualmente, la víctima de estos desdeñables hechos está con custodia policial y permanente en su domicilio. Para detener al hombre, desde la Policía se realizaron averiguaciones que permitieron constatar que se encontraba en un departamento dentro de un complejo. Es por ello que se desarrolló un operativo cerrojo para arrestarlo. El caso lo instruye la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno, que encabeza Juliana Companys.

Un femicidio en el haber

Este matutino pudo conocer que el frondoso antecedente con el que cuenta Barrionuevo es un femicidio: asesinó con 20 años a Rebeca Lucrecia Gómez de 24, con quien en principio mantenía una relación, aproximadamente a las cuatro de la tarde del 4 de octubre de 2007. El cuerpo de la víctima fue encontrado al día siguiente en un camino rural, a dos kilómetros de la Fábrica de Pólvora.

El 18 de mayo de 2009, en la Cámara del Crimen local, un Tribunal conformado en ese entonces por René Gandarillas (presidente), Héctor Fissore y Silvia Saslavsky de Camandone declaró al hombre autor responsable de homicidio simple, agravado por el uso de arma de fuego —el femicidio se tipificó en la legislación argentina en 2012 y, de esa forma y finalmente, se dejó de hablar de crimen pasional— y lo condenó a 14 años de prisión de cumplimiento efectivo —debía cumplir 9 años y 4 meses (es decir, dos tercios de la pena) para poder acceder a la libertad condicional—. En ese momento, el fiscal Francisco Márquez solicitó 20 años para Barrionuevo. En contrapartida, Juan Antonio Rusconi, el asesor letrado, pidió la absolución para su defendido por el beneficio de la duda.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas