Villa María | Docentes | Trabajo | Colegios

El 70% de los profesores de nivel medio trabaja en 2 ó 3 colegios

Lo aseguró la secretaria general de SADOP, Mónica Carrizo, al hablar de los educadores privados en Villa María. Por su parte, el 15 por ciento de los maestros de grado también están afectados a la misma condición de trabajo

Según un informe del Observatorio Argentinos por la Educación, basado en la encuesta a docentes que se realizó junto con las pruebas Aprender 2016, 1 de cada 3 maestros de primaria trabaja en más de una escuela: el 28 por ciento trabaja en dos instituciones y un 3 por ciento lo hace en 3 ó 4 colegios.

La situación se agrava para los profesores de secundaria, donde el 44 por ciento de los encuestados trabaja en 3 o más escuelas.

La condición de “docentes taxi” sigue caracterizando a la mayoría de los profesores en secundaria, donde sólo el 26 por ciento trabaja en un solo establecimiento. En el otro extremo, 1 de cada 10 profesores enseña en 5 o más instituciones.

El informe relata que, en secundaria, el pluriempleo se ve agravado por la cantidad de cursos que tiene a su cargo cada docente (mientras que en primaria se divide el regimen laboral por turnos, el nivel medio es organizado por horas cátedra). El 47 por ciento de los profesores del nivel medio enseña en dos, tres o cuatro cursos en la escuela por la que respondieron la encuesta Aprender. El 20 por ciento tiene a su cargo cinco, seis o siete cursos; y el 10 por ciento, ocho o más cursos dentro de esa misma institución.

El informe explica que el pluriempleo de los docentes “atenta contra el ejercicio profesional de su rol y la calidad de la enseñanza” y que también “obedece a las condiciones en que se estructura el trabajo docente, sobre todo en el nivel secundario donde los profesores son contratados por horas cátedra y se ven obligados a juntar horas en distintas escuelas para llegar a un salario que les permita vivir, y se agrava con materias de poca carga horaria”.

Además, desde el observatorio se indica: “La dispersión del trabajo en varias escuelas multiplica la cantidad de alumnos que los docentes tienen por año e impide que los profesores puedan desarrollar una enseñanza personalizada y alineada con el proyecto de cada escuela. Algunas provincias han avanzado en la contratación por tiempo completo o en la concentración horaria en dos o tres instituciones como máximo. Esa es una política educativa que hay que profundizar. Necesitamos docentes que tengan pertenencia a un proyecto institucional, que conformen equipos con sus colegas, que conozcan a sus alumnos y dialoguen con las familias”.

Por otra parte, el año pasado se planteó desde el Gobierno Nacional un proyecto de “Secundaria 2030” que prevé un aprendizaje en profundidad y por proyectos interdisciplinarios, lo que le implicaría más tiempo por institución a cada docente.

“Poner el foco sobre el pluriempleo docente permite advertir las limitaciones del sistema educativo argentino para avanzar con algunas de las reformas previstas por la Secundaria 2030, como el aprendizaje por proyectos y el trabajo articulado entre asignaturas”, planteó  el director ejecutivo del Observatorio Argentinos por la Educación, Ignacio Ibarzábal.

Estas condiciones laborales también pueden configurar un obstáculo para implementar el aprendizaje personalizado o el trabajo colaborativo entre docentes. Estas son algunas de las estrategias recomendadas por organismos internacionales como UNESCO y la OEI, y se pueden apreciar en la página web de observatorio.

A  nivel  local

Asimismo, la secretaria general de la seccional Villa María del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), Mónica Carrizo, dijo que sería cerca del 70 por ciento  de docentes secundarios villamarienses que trabajan en dos o  tres escuelas. Añadió que no sucede lo mismo con las maestras de grado, pero sí con las profesoras especiales en primaria. En este sentido, en el nivel primario, el 15 por ciento de maestras trabaja en más de una institución. Cabe destacar que son porcentajes estimativos.

“Nosotros, desde hace algún tiempo venimos planteando la necesidad de que el docente privado concentre la mayor cantidad de horas en una misma institución. En Villa María desde hace un par de años se ha incrementado la cantidad de profesores que trabajan en dos o tres lugares, sobre todo porque los cargos en las instituciones, en vez de concentrarse en una persona, se reparte un mismo cargo en varias personas, dividiendo las tareas”, explicó la gremialista.

Además, Carrizo señaló que trabajar en varias instituciones escolares afecta el rendimiento de los profesores y maestros, y ésto se mide por la cantidad de docentes jóvenes que hoy tienen problemas de salud, particularmente con la voz, que es su herramienta fundamental.

“Tenemos muchos casos de docentes con problemas de voz. Es una preocupación que hemos conversado y compartido con los inspectores, porque cada vez se está viendo más. Hasta hace unos años en general los docentes tenían algún episodio de enfermedad laboral referido a la voz después de los 10 años de antigüedad, pero sobre todo entre los 15 y 20 años de trabajo. Hoy estamos viendo que esa media se ha adelantado, y a los 7 u 8 años el docente ya está comenzando a tener problemas en la voz. Y eso se da por el sobreuso de nuestro aparato sonador que es nuestro instrumento laboral, y acá tenés un parámetro de que a lo primero que afecta esto es a la salud”, dijo Carrizo.

Y agregó: “Hay docentes que con 20 años de antigüedad buscan una tarea pasiva porque tienen agotada toda su salud vocal, y eso es grave en una ciudad chica donde realmente se podrían concentrar los trabajos de los docentes”.

A la vez expresó que en definitiva los alumnos también terminan afectados, porque las licencias por enfermedad, ligadas al trabajo en varias instituciones, van acompañadas de suplentes, por lo que no se seguirá el hilo pedagógico planteado. El alumnado necesita un mismo profesor todo el año escolar para seguir con la continuidad del programa pedagógico estipulado para ese grupo y esa materia.

Los docentes taxi se empiezan a ver en estos últimos 5 años y la particularidad de los docentes privados es que “cuando uno empieza con los problemas de voz no saca licencia, y hace que su problema le afecte peor; y ahí tenés un docente jóven que ya ha perdido la voz, y es muy grave porque es el instrumento laboral del trabajador”, manifestó la gremialista.

Afirmó además que el docente taxi tiene mucha demanda y presión sobre él, y sostuvo que si un educador trabaja en 3 instituciones distintas, esto representa, por ende, 3 metodologías de trabajo, 3 ámbitos de alumnado distinto y se triplica la cantidad de horas en las que debe participar de capacitaciones, de reuniones de personal, de actividades extra de cada institución. Todo esto trae una carga importante.

La secretaria general agregó que “si la situación económica sigue igual y las patronales de los colegios no entienden que al docente hay que darle mayor concentración de horas y mayor tranquilidad laboral para que pueda tener todas sus horas en una sola institución, eso a la larga va a traer afectados”. Y añadió: “Te das cuenta que las instituciones no están funcionando cuando las pruebas de conocimiento dan por debajo de la media. Todavía, por lo menos en escuelas privadas, no se ve en la ciudad”.

Lamentablemente, de acuerdo a lo que dijo la profesional, desde el Ministerio de Educación no están contempladas todas esos aspectos. Existe una ley que establece que el docente debe concentrar la mayoría de horas en una escuela, pero no se cumple.

Lara Martínez Bollo.  Redacción Puntal.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas