Nacionales | Dólar | fondos | medidas

Pese a las medidas, el dólar contado con liqui bate récords: 112,02 pesos

A su vez, el paralelo sufrió el primer retroceso diario en casi un mes y cerró a 117 pesos. Ponen límites a la tenencia de depósitos en moneda extranjera a los fondos de inversión.

El dólar contado con liquidación (CCL) cerró este viernes con un salto semanal del 9,1%, en medio de la dolarización de carteras por parte de los inversores, que se encuentran atentos al desenlace de las negociaciones por la reestructuración de la deuda pública externa. Sucedió a pesar de las medidas tomadas el jueves por el gobierno nacional para tratar de calmar las expectativas en el mercado cambiario.

En una rueda volátil, el dólar contado con liqui -que surge de la compraventa de títulos con el fin de fugar capitales del país- tocó un nuevo récord al culminar en $ 112,02, por lo que la brecha con la cotización mayorista llegó al 68,6%. De esta manera, acumula un incremento del 25,7% en los últimos 20 días.

Por el contrario, el dólar MEP o Bolsa -la misma operatoria que el CCL pero dentro de Argentina- bajó a $ 108,35, lo cual dejó un spread del 63,1% frente a la divisa que opera en el Mercado Único y Libre de Cambios (Mulc). En este caso, el aumento de las últimas tres semanas fue del 22,5 por ciento.

Sucedió luego de que el Banco Central decidió un aumento en la tasa de pases, de 11,4% a 15,2%, para regular la cantidad de pesos en circulación, y dispuso que los "fondos t+0" no tendrán la obligación de contar con encajes.

Medidas de la CNV

Por su parte, a Comisión Nacional de Valores (CNV) estableció nuevos límites a la tenencia de depósitos en moneda extranjera por parte de los Fondos Comunes de Inversión (FCI).

La CNV advirtió que parte de la estrategia de inversión de algunos de estos fondos está orientada a la adquisición de divisas, "con el ánimo de especular con la depreciación de la moneda local".

Por otro lado, el dólar blue sufrió este viernes su primera caída diaria en casi un mes, aunque acumuló un salto del 11,4% en la semana y cerró a $ 117, según un relevamiento en algunas cuevas del microcentro porteño.

El billete paralelo cedió $3 (-2,5%), lo que representa su primer descenso desde el 27 de marzo pasado. De esta manera, el billete terminó con una suba de $ 12 en la semana.

Desde el inicio de la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno, el dólar informal acumuló un salto del 36,8% o $ 31,50 (el 20 de marzo había cerrado a $ 85,50),

El dólar turista -con recargo del 30% por el impuesto país- avanzó 95 centavos a $ 89,30 desde el viernes de la semana pasada, tras terminar esta rueda con un alza de 33 centavos, según el promedio en bancos y agencias de la city porteña.

A su vez, el billete en el Banco Nación se mantuvo sin variantes a $ 62,75 para la compra y $ 67,75, sin el impuesto país. Mientras que la cotización promedio minorista de todos los bancos subió 73 centavos a $ 68,69 para la venta en la semana, mientras que este viernes ascendió 25 centavos.

Fue en sintonía con el Mulc, donde la divisa subió 57 centavos a $ 65,86 en la semana, tras avanzar once centavos en esta última rueda en la que los precios tuvieron otro día de alineamiento con la paridad fijada por la autoridad monetaria en sus habituales posturas de venta que fijan límite superior a su cotización.

Sin oscilaciones a lo largo de toda la rueda y con el Banco Central como un proveedor casi exclusivo de divisas (vendió entre US$ 50 y US$ 80 millones, según estiman en el mercado), los valores permanecieron sin modificaciones a lo largo de todo el día. Los pedidos de compra autorizados fueron abastecidos en forma continua por las ventas oficiales, con muy escasas operaciones derivadas de oferta privada.

Por eso, sin amplitud entre máximos y mínimos operados, el valor de referencia fijado por la autoridad monetaria se transformó en el único precio operado ayer. En este contexto, el volumen subió un 58% a US$ 215 millones.