Villa María | droga | Consumo | información

El consumo de ivermectina se "popularizó sin recomendación"

El infectólogo Darío Quinodoz aseguró que se masificó sin tener "la evidencia suficiente y concreta de que es verdaderamente útil". En ese sentido, indicó que la droga se utiliza y que aún hay mucha incertidumbre al respecto

Hace un tiempo existe el mito urbano de que la ivermectina es una droga que permite prevenir y aliviar los síntomas que produce el Covid-19.

En torno a esto, PUNTAL VILLA MARÍA dialogó con el infectólogo local Darío Quinodoz, quien aseguró que el consumo de esta droga en Villa María y en otras partes “se masificó”.

“No hay ninguna guía que recomiende su uso. Se ha popularizado sin tener la evidencia suficiente y concreta de que es verdaderamente útil”, aseguró el especialista.

Ivermectina

Es una droga que se utiliza para tratar la ectoparasitosis, que son dermatosis parasitarias que suelen poseer los animales pero que también se desarrolla en humanos.

“La realidad es que no hay ninguna evidencia de que la ivermectina tenga una utilidad completa en el tratamiento o prevención”, aseguró el especialista respecto a su consumo.

Asimismo, detalló que existen estudios iniciados por científicos argentinos que tienen como finalidad visibilizar los beneficios de este medicamento para el tratamiento de la enfermedad que aún carecen de aval.

En relación, confirmó que estas iniciativas arrojaron resultados preliminares y que algunos trabajos se han hecho sin los ajustes a las metodologías científicas pertinentes.

Sobre su posición como agente de salud, declaró: “Personalmente no recomiendo su uso. En el caso de que un paciente lo plantee, le informo sobre el estado actual, de todos los conocimientos alrededor de esta droga”.

Asimismo, añadió: “No se lo recomiendo pero si el paciente lo quiere tomar, no me opongo”. En consecuencia, remarcó que está en contra de aquellas personas que compran la droga en veterinarias para consumirlas, debido a que existen disimilitudes respecto al tratamiento en los animales.

Incertidumbre

El entrevistado especificó que una de las mayores incertidumbres es la dosis, porque “en los estudio in vitro debería ser muy superior a la que se está usando y la que se usa habitualmente”.

Sobre los estudios preliminares consideró que hay una evidencia realizada por estudios de laboratorios y farmacocinéticos que la ivermectina puede tener una actividad frente al Sars Cov 2 (nombre científico del Covid-19) “pero es necesario tener un poco más de información para recomendar su uso”.

En ese sentido, subrayó que la población debe poseer cautela y en caso de que sea factible su uso, “sería bueno guardar este tipo de droga para cuando verdaderamente se sepa que sirve y no estar consumiéndola ahora por ahí en una posología o una dosis inadecuada que no da beneficios”.

Sin stock

La semana pasada, este matutino adelantaba una conversación con el farmacéutico Adrián Abad, quien aseguró que el producto estaba agotado hasta en las droguerías.

También trascendió que Villa María es una más de las ciudades en la que vecinos optan por este medicamento. “Probablemente no hay stock, porque se ha popularizado mucho”, sostuvo Quinodoz.

Asimismo, aseguró que el hecho del consumo de esta droga es “tan habitual que ha llevado inclusive que en muchas circunstancias las personas compren la ivermectina en veterinarias”.

Sin embargo, ante la masificación del consumo subrayó que la información existente aún carece de resultados válidos. “Son estudios de terreno, de observación, que han dado alguna información preliminar y que a partir de ahí se fue popularizando y hoy ya es una práctica habitual”, determinó.

Por otro lado, mencionó que una situación preocupante es la prescripción por parte de personal de salud de esta droga de uso animal.

Al respecto, exclamó: “Es una situación que no debería suceder. No se pueden usar en medicina humana medicamentos de medicina animal, es la misma droga pero la preparación y el recipiente es totalmente diferente”.

Sobre la falta de stock, alegó: “Seguro que no hay en las farmacias, tiene un subyacente de seguridad que la gente necesita. El paciente queda más tranquilo pero no sabemos si esto que estamos haciendo es efectivo, útil y es seguro”.

Posturas

“Personalmente, también a nivel de la Sociedad Argentina de Infectología y la Sociedad de Infectología de Córdoba, no está recomendado el uso pero se popularizó”, ratificó Quinodoz.

Asimismo, aseveró que las conductas de las personas a la hora de comprar este medicamento que aún carece de aval o llegar a comprarlo en una veterinaria para consumirlo, es “una demostración del nivel de desesperación que poseen los vecinos”.

“Se ha posicionado como una solución pero no sabemos que sea útil”, insistió y comentó: “Probablemente lo sea, no estoy parado en un lugar de que nunca sea así, sino que pienso que hay que esperar los resultados”.

En torno a las prescripciones médicas, apuntó: “No podemos estar prescribiendo medicamentos con información parcial como tenemos”. No obstante, aclaró que es su postura y que la persona está en su derecho de decidir tomarla.

Para finalizar, indicó que la droga es de venta bajo receta pero es diferente cuando es comprada en veterinarias, donde “algunas ya las tienen preparadas en jeringas”.